27.8 C
Tivoli
4.1 C
Río Grande

Alerta meteorológica en gran parte del país 

DOMINGO 24 DE ABRIL 2022

Trece provincias y la ciudad de Buenos Aires se encuentran este domingo bajo alerta meteorológica por tormentas fuertes, nevadas y vientos intensos con velocidades entre los 60 y 85 kilómetros por hora y con ráfagas que pueden superar los 120 kilómetros por hora, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Para varias localidades de Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y CABA el organismo emitió alerta amarilla por tormentas, que pueden estar acompañadas de intensas ráfagas, fuerte actividad eléctrica y ocasional caída de granizo.

Allí, los valores de precipitación acumulada pueden ubicarse entre los 40 y 70 milímetros, por lo que el SMN recomendó a los pobladores que eviten actividades al aire libre, no se refugien cerca de árboles y postes de electricidad que puedan caerse y eviten sacar la basura para no impedir que el agua se escurra.

Las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro y Chubut, en tanto, están bajo alerta naranja por nevadas, que generarán acumulación de entre 60 y 80 centímetros de nieve, especialmente en la zona cordillerana. En la zona también se emitieron advertencias por vientos fuertes que pueden alcanzar entre 60 y 80 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta 120 kilómetros por hora.

El sur de Mendoza, especialmente la zona baja de Malargüe, estará afectado por el viento Zonda que soplará con intensidades que oscilarán entre 40 y 65 kilómetros por hora y ráfagas que pueden llegar al doble de velocidad. En La Rioja y San Juan también rigen alertas amarillos por viento Zonda, un fenómeno que puede provocar reducción de la visibilidad, un repentino aumento de temperaturas y condiciones de baja humedad relativa.

Lee  PRE INSCRIPCIÓN A COMEDORES ESCOLARES 2021
Lee  Evasión y fuga, la AFIP investiga las cuentas de argentinos en el exterior

En estas zonas, el SMN recomendó asegurar los objetos que puedan ser arrojados por el viento, mantenerse alejados de los arboles ya que la fuerza del viento podría quebrar alguna de sus ramas y mantener cerradas las casas de la manera más hermética posible.

Te puede interesar