La mujer gozaba del beneficio de libertad condicional ya que su condena se cumpliría en febrero de 2024. Ayer fue detenida por la Policía al ser la principal sospechosa por la muerte de su pareja, Alejandro Ramón Báez, de 28 años.

Alrededor de las 5:00 de ayer informaron a la Policía que una persona estaba muy grave en un departamento del barrio Monte Gallinero (Tira 16). En forma inmediata los policías llegaron al lugar y solicitaron asistencia médica; al arribar los profesionales intentaron reanimarlo pero el resultado fue negativo: la persona había fallecido.

Tras averiguaciones de datos los efectivos detuvieron a Gina Eliana Cárdenas, de 24 años (está incomunicada), que era pareja del fallecido. Se supo que habría tenido una discusión que luego derivó en el luctuoso desenlace. En el departamento encontraron en el suelo un arma blanca, la cual habría sido la utilizada.

La persona fallecida era Alejandro Ramón Báez, tenía 28 años. En la investigación del hecho intervino el Juzgado de Instrucción de turno.

Antecedente por robo

Gina Eliana Cárdenas estaba cumpliendo una condena por robo, el cual fue perpetrado en febrero de 2018 en la modalidad entradera. De acuerdo al cómputo de la sentencia por parte del Juzgado de Ejecución, la mujer cumplirá su condena el 10 de febrero de 2024; pero por el tiempo transcurrido fue beneficiada con libertad condicional, lo que le permitió cometer este hecho de sangre.

Cárdenas junto a Walter Andrés Solís y Carlos Andrés Araya fueron llevados a juicio por ser coautores del delito de robo agravado. De acuerdo a lo que se pudo establecer en el juicio, el hecho delictivo ocurrió entre la 1:00 y las 2:00 del 9 de febrero de 2018 en una vivienda de calle Walanika al 400, oportunidad en que los imputados se hicieron presentes en la casa.

De acuerdo a lo que se pudo establecer de cómo sucedieron los hechos, Walter Solís agredió mediante un golpe de puño en el rostro a Gonzalo Matías Gamarra, quien abrió la puerta, para luego apuntarlo con lo que sería un revolver plateado, calibre 38 largo. De esa forma, los imputados accedieron al domicilio contra  la voluntad de sus moradores -los hermanos Gamarra y Gustavo Ariel Jara- y luego exigieron la entrega de estupefacientes y dinero, para lo cual revisaron la casa y a sus ocupantes.

Gina Cárdenas tomó de la bacha de la cocina un cuchillo tipo Tramontina con el que amenazó a Miguel Jesús Gamarra y a Gustavo Ariel Jara, exigiéndoles sus pertenencias y utilizando frases que refirieron a dónde estaba la plata y la droga.

Como consecuencia de ese accionar, los imputados lograron sustraer la suma de 12 mil pesos, un televisor, dos celulares, la llave de un vehículo, un reloj y una consola de juegos.