Autoridades del Ministerio Pupilar del Distrito Judicial Norte, brindaron una charla a los alumnos del Colegio Provincial “Alicia Moreau de Justo”, con el objetivo de concientizar sobre los peligros que enfrentan los jóvenes cuando festejan las llamadas “serenatas estudiantiles”, que regularmente se llevan a cabo a mediados de octubre, en Río Grande.

En este marco, la Defensora Pública Julia Alocatti -ejerciendo la representación del Ministerio Pupilar-, libró el oficio interno N° 428/16 dirigido al Intendente Gustavo Melella, a fin de solicitar una audiencia con el objetivo de elaborar propuestas de intervención en relación a la problemática de las serenatas.

La convocatoria es extensiva también a la Coordinación de Legal y Técnica de la Agencia Municipal de Deportes y Juventud; al Gerente Ejecutivo y por su intermedio al Ministerio de Educación; y a la Policía de la Provincia de Tierra del Fuego, a los efectos de trabajar en forma conjunta.

La Doctora Alocatti fundamentó la solicitud en lo dispuesto en el expediente N° 6070 caratulados “Ministerio Pupilar s/ Medidas Cautelares”, tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia de Familia y Minoridad N° 2, a cargo del Doctor Pablo Duarte de Gouvea.

Ante mencionada presentación y con fecha 21 de octubre de 2015, el Juez resolvió exhortar a los jóvenes, a sus padres, a las autoridades escolares, policiales, municipales y al Ministerio Público para que se reúnan en una instancia de mediación que permita en lo sucesivo el pleno goce de los derechos de los jóvenes sin que se vea obstaculizado por situaciones que los vulneren.
Esta determinación, se fundamenta en que se trata de una circunstancia que se repite todos los años y que no aparece abordada durante el transcurso del año escolar.

 

El magistrado le ordenó a la Unidad Regional Norte que disponga, mientras dure los festejos estudiantiles, un efectivo control de prevención para evitar que se vulnere la integridad física de los menos involucrados, como así también daños en la propiedad pública o privado.

En la sentencia interlocutoria se dictaminó que, la Dirección de Inspección de la Municipalidad de Río Grande, extreme los controles de expendio de bebidas alcohólicas para hacer cumplir así la prohibición respecto de los menores de edad.

La Dirección de Transito deberá también extremar los controles de alcoholemia en las áreas circundantes a las reuniones de los menores en las serenatas.

“Se exhorta a los jóvenes, futuros egresados, a expresarse en su alegría dentro del marco de cumplimiento de las normas legales y del respeto hacia el prójimo y la propiedad”, agrega el escrito.

Asimismo, ordena a los padres para que aborden la temática dentro del seno del hogar y en el ejercicio de su responsabilidad paternal tomen las decisiones que sean menester para la concurrencia o no de sus hijos a dichos eventos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here