Los niños y jóvenes que asisten al Centro de Actividades Alternativas para Discapacitados (CAAD), acompañados por el coordinador departamental Marcelo Saldivia, se trasladaron hasta los tribunales del Distrito Judicial Norte, ubicado en el Ex -Campamento YPF para agradecer una donación recibida por parte del Poder Judicial.

Para hacerlo personalmente, los alumnos mantuvieron un encuentro con el Juez de Ejecución Pablo Martín Bramati y sus funcionarios, a fin de presentar y exhibir el vehículo que lograron adquirir con la donación que recibieron por parte del Poder Judicial y de toda la comunidad riograndense.

Cuando una persona es imputada y solicita el beneficio de suspensión de juicio a prueba, se le imponen ciertas reglas de conducta que debe cumplir por un tiempo determinado. Un requisito indispensable de admisibilidad, que debe cumplir para poder a acceder al  beneficio, es que repare el daño mediante un ofrecimiento resarcitorio.

En este sentido, debe ofrecerle a la víctima cierta suma de dinero por el daño que le ocasionó. Cuando las personas durante la audiencia de partes, rechazan ese ofrecimiento, el Juzgado de Ejecución toma ese monto como donativo y lo destina a entidades sin fines de lucro, cuando ello resulta legalmente posible (art. 76 bis del Código Penal)

Este es el caso del donativo que entregaron a las autoridades CAAD para colaborar con la adquisición del vehículo, que ya se encuentra a disposición de los niños.

La suspensión de juicio a prueba solo puede otorgarse cuando se trata de delitos correccionales y criminales, y cuya pena es menor a seis años. Cuando el Juzgado de Ejecución da curso a la suspensión del juicio a prueba, se le suspende el juicio al imputado mientras tanto cumplan con una serie de reglas de conducta por un tiempo determinado.

Dentro de las reglas de conducta se impone además, fijar domicilio, solicitar autorización para viajar y realizar tareas comunitarias. Quedan excluidas de este beneficio, todas aquellas personas que ya cuenten con antecedentes penales.

En representación de los niños, Marcelo Saldivia expresó que “la importancia de la ayuda recibida se ve reflejada en la cara de los chicos.  La compra de este vehículo tiene un gran significado, porque ahora podemos llevar a cabo actividades recreativas y ellos están muy contentos”.

“Durante todo el año pasado organizamos numerosos eventos para poder recaudar los fondos que precisábamos para la compra. Nuestra visita fue para agradecerles la ayuda que nos brindaron con el dinero que donaron. Siempre están pensando en nosotros y en nuestras necesidades. Inclusive muchas veces estando fuera del horario laboral nos dedicaron su tiempo para colaborar”, manifestó el coordinador departamental del CAAD.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here