23 de noviembre 2021


Los primeros ensayos de una nueva vacuna contra el coronavirus ofrecieron resultados esperanzadores. Según la información publicada en RevistaNature,se trata de una fórmula que apunta a la inmunidad por linfocitos T, a diferencia de las vacunas existentes hasta la fecha que provocan la inmunidad a través de anticuerpos.

Los ensayos de fase 1 de esta nueva vacuna, denominada CoVac-1, se llevaron adelante en Alemania y contaron con la participación de 36 personas de 18 a 80 años de edad, quienes recibieron una sola dosis.PUBLICIDAD

El CoVac-1, explicaron los investigadores, tiene como objetivo provocar una inmunidad duradera contra el SARS-CoV2 mediante los linfocitos T, glóbulos blancos responsables de la segunda etapa de la respuesta inmunitaria, la inmunidad celular, que completa la de los anticuerpos mediante el ataque directo a las células infectadas y no solamente contra los virus que circulan en el organismo.

Con esta fórmula, se buscaría reproducir en la medida de lo posible la inmunidad adquirida a través de una infección natural. Se trata de una «respuesta importante para el control de los virus y podría ser utilizada para las personas inmunodeficientes», destacó en ese sentido el artículo de Nature. 

Además, las células T pueden facilitar «la producción de anticuerpos protectores mediante las células B», que son otro tipo de glóbulos blancos, celebró la revista especializada. 

Resultados

Todos los participantes mostraron una reacción «específica» al SARS-CoV2 mediante los linfocitos T «28 días después de la vacuna, reacción que persistió durante al menos 3 meses», dice el estudio. 

Esa respuesta sobrepasó la provocada por la infección natural del coronavirus y no fue «alterada» por ninguna variante actual (alfa, beta, gama y delta).

Los resultados, sin embargo, son muy embrionarios, por lo que habrá que esperar la realización de ensayos más amplios para confirmar el interés real de esta vacuna para proteger contra la covid-19.