El Ministro de Salud Marcos Colman se refirió a la situación del centro de salud de Tolhuin, a raíz de consultas que le formularon debido al fallecimiento de un recién nacido mientras era trasladado a Río Grande.

Al respecto, Colman manifestó que “desde que asumimos hemos incorporado profesionales, tanto permanentes como itinerarios, y estamos avanzando en la ampliación del Centro lo que va a significar un aumento de la superficie en un 40%”.

“Arrancamos muy de atrás, porque la población ha crecido y hay muchas deficiencias de arrastre que tenemos que resolver, y de hecho estamos en ese camino”, señaló el Ministro.

En cuanto a los partos, “no es posible brindar el servicio sin tener habilitado y funcionando además de una sala de partos, un quirófano y una neonatología con todo el personal y los soportes tecnológicos, humanos y de diagnósticos necesarios, porque sería una irresponsabilidad desde el punto de vista médico, ya que algunos partos se complican y necesitan resolverse quirúrgicamente y luego sostener al paciente” sostuvo el funcionario. “Claramente tenemos que ir avanzando en ese camino en la medida en que la población vaya creciendo, pero hasta que eso no esté totalmente desarrollado, los partos deben hacerse por una cuestión de seguridad en un hospital que cuente con todo ese desarrollo, como son los hospitales de Río Grande y de Ushuaia”.

Colman informó además que “estamos avanzados en obtener una vivienda en Río Grande para que las mamás de Tolhuin puedan alojarse cuando están próximas a tener familia, y vamos a desarrollar un sistema de apoyo para que todo ese proceso sea de manera adecuada y con todos los cuidados necesarios”.

Sobre el hecho puntual de la muerte del bebé, el doctor Colman explicó que “me informaron verbalmente que hubo una indicación previa de trasladarse a Río Grande que la paciente no cumplió, y que cuando se presentó con trabajo de parto, ya el bebé no tenía signos vitales y por eso se procedió al traslado urgente”.

No obstante “más allá del informe verbal he pedido de manera urgente un informe escrito con fotocopia de la historia clínica para constatar fehacientemente si se ha procedido de acuerdo a lo que es médicamente correcto, y una vez que podamos tener y analizar el informe vamos a poder sacar las conclusiones que corresponda y tomar las medidas que sean necesarias, pero lo que no podemos hacer es sacar conclusiones apresuradas sin contar con todos los elementos necesarios”, finalizó Colman.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here