El paro previsto para este viernes será de 24 horas y fectará el servicio de corta y media distancia. En la provincia, tanto Río Grande, como Ushuaia adherirán a la medida.

La medida se basa en un reclamo salarial de parte de los trabajdores del volante, que exigen salarios por encima del nivel de inflación en todo el país. Al no recibir una respuesta favorable por parte de los empresarios, se resolvió el paro.

Desde el gremio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), se anunció la medida de fuerza para este viernes 26 de noviembre, la cual afectará al servicio de transporte de corta y media distancia. Según se informó, los usuarios de todo el país, a excepción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), se verán afectados. Río Grande y Ushuaia adhieren. 

“La medida de fuerza de 0 a 24 horas el viernes, y es el resultado de no haber logrado que las cámaras empresarias firmen una recomposición salarial que estaba prevista”, indicaron desde el gremio.

La misma se basa en un reclamo salarial, en el cual se exige salarios por encima del nivel de inflación en todo el país. Al no recibir una respuesta favorable por parte de los empresarios, la UTA resolvió ir al paro para este viernes.