Consiguió la victoria más importante desde su regreso a las canchas.  Fue 7-6 (5) y 6-3 ante el austríaco Thiem (14º). Sobre el final, el tandilense no pudo contener las lágrimas.

La emoción del final reflejó la importancia del resultado. Juan Martín Del Potro obtuvo este martes la mejor victoria en el circuito profesional desde su regreso a las canchas. El tandilense venció al ascendente austríaco Dominic Thiem, 14 del ranking mundial, en sets corridos y avanzó a la segunda ronda del Masters 1000 de Madrid.

Delpo, que juega su segundo torneo sobre polvo de ladrillo desde su larga convalecencia por operaciones en la muñeca izquierda, se impuso con parciales de 7-6 (7-5) y 6-3 en una hora y 44 minutos de juego.

Al finalizar el encuentro en la capital española, la Torre de Tandil pareció tomar nota de la dimensión de la victoria por el rival que tenía enfrente, fresco finalista en Múnich y campeón este año en Buenos Aires y Acapulco. El argentino descansó su metro 98 en la silla y descargó su llanto envuelto en una toalla.

Del Potro, actualmente en el puesto 274 del escalafón pero jugando aquí con ranking protegido, se medirá en segunda ronda con el estadounidense Jack Sock (26º). Será el primer cruce con este norteamericano de 23 años, quien tiene un solo título ATP.

El tandilense quedó como único argentino en carrera ya que Guido Pella (50º) se sumó a las rápidas eliminaciones de Juan Mónaco y Leonardo Mayer. El oriundo de Bahía Blanca cayó ante el australiano Nick Kyrgios (21º) por 6-7 (7) y 4-6.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here