Dicen quienes le conocieron en sus años mozos, que Leonardo Das Neves supo ser personal de seguridad en un local bailable de Quilmes. El dato resulta anecdótico ahora que el funcionario ocupará el cargo de ministro de Seguridad de Chubut en reemplazo de Federico Massoni. Según dicen, ese hombre de andar cansino y voz amable, tiene un pasado un tanto más animado de lo que algunos puedan imaginar, y aunque probablemente no le veamos exhibiendo músculos como solía hacerlo su predecesor, Leonardo Das Neves no sería un individuo tan fácil de derribar como se cree en ciertas esferas. Habrá que ver cómo se relaciona con la Policía del Chubut en este nuevo rol, aunque también debido a su labor al frente de la Seguridad Vial Provincial, cuenta con cierta ventaja porque acostumbra trabajar con los uniformados de azul. La buena noticia para Das Neves es que encontrará el camino allanado en cuanto al humor en las filas de la fuerza de seguridad que el pasado fin de semana logró una mejora salarial tras varios días de tensión y reclamos.