El turismo de crucero, sigue aún al aguardo de una decisión mundial sobre en qué momento se podría salir a navegar por los mares del mundo. Actualmente se está trabajando en un protocolo especial para un público en su mayoría extranjero, por estar involucrados cuatro países como Argentina, Brasil, Uruguay y Chile y protocolos y realidades epidemiológicas diferentes.

Sin embargo, el trabajo de la Administración Portuaria de Puerto  Madryn para apuntar a una temporada reducida pero que pueda iniciarse sigue vigente con las áreas de salud y turismo tanto municipal como provincial y nacional.
Enrique Calvo, Presidente de la APPM destacó que “para el trabajo de temporada de cruceros tenemos que tener en cuenta que tanto los cruceros como los turistas llegan de distintos países del mundo. Además, los cruceros que llegan a Puerto Madryn tocan Brasil, Uruguay y Chile por lo que la coordinación es entre cuatro países. A lo largo de todo este tiempo participamos en distintos tipos de reuniones con las empresas que trabajan con los cruceros, salud, puertos y el Ministerio de Turismo de Nación, trabajando en un protocolo que estará terminado en poco tiempo más para luego analizar en forma local la implementación de ese protocolo”.
Claramente, esta actividad dependerá de la evolución del estado de la pandemia en nuestro país y en los países limítrofes. “Alistar una embarcación lleva entre tres y cuatro meses, por lo que creemos que para diciembre o enero podemos esperar poder recibir algunos barcos en la ciudad, dependerá de la situación epidemiológica”, remarcó optimista Calvo quien además destacó que “hay un público que consume el turismo en cruceros más allá de los destinos que son interesantes, la vacunación, los protocolos y test están dando mayor confianza y seguridad y puede ser un disparador para reactivar esta economía turística”.
El funcionario provincial reconoció que “somos optimistas y creemos que en poco tiempo podamos recuperar la actividad económica y turística para la ciudad. Las empresas más grandes de cruceros están ávidas de recuperar la actividad comercial y estamos trabajando para aumentar las recaladas en la ciudad con un trabajo conjunto con la Secretaría de Turismo y el Municipio. Las empresas destacan el destino y la atención, como así también el objetivo de incrementar la actividad y mejorar constantemente el servicio. Más allá de todo lo que pasó el año pasado, seguimos trabajando para el turismo de cruceros”.