24 DE NOVIEMBRE 2021

Se trata de una iniciativa impulsada por el concejal Javier Calisaya (Forja-Todos) que contempla que las familias de sectores populares que no tienen posibilidad de comprar una vivienda al contado ni obtener financiación en el mercado inmobiliario, puedan acceder a un plan de ahorro previo.

El Concejo Deliberante retomó en comisiones el análisis del proyecto para la creación del ‘Plan Primera Vivienda Básica Universal‘, iniciativa propuesta por el concejal Javier Calisaya (Bloque Forja Todos), la cual contempla que las familias de los sectores populares que no tienen posibilidad de comprar de contado ni de obtener financiación en el mercado inmobiliario, puedan acceder a la vivienda digna, a partir de un plan de ahorro previo. 

El proyecto promueve la erradicación de la precariedad habitacional, mediante un plan de financiación integrado por las propias personas o familias, organizadas por la Dirección Municipal de Vivienda (DIMUVI), en círculos de ahorro y ayuda mutua, en viviendas para instalar en terreno propio, prestado o alquilado, edificadas con el sistema de construcción en seco, muy utilizado en la ciudad de Río Grande. Bajo esta modalidad, el plan estipula que se entregue una vivienda terminada, por mes y por grupo. 

En ese contexto, la construcción de las casas será regulada por la DIMUVI, prefiriendo la organización de cuadrillas de obreros autónomos y cooperativas de trabajo, procurando el mejor precio para los ahorristas y generando, a su vez, mayor ocupación de mano de obra en el sector de la construcción. 

La iniciativa contempla, además, que los grupos de ahorristas puedan integrar a sus miembros en las cuadrillas de construcción, de conformidad con sus oficios o profesiones y que, de ese modo, puedan optar por compensar sus créditos salariales con las cuotas de ahorro que deban integrar. También establece que la construcción pueda llevarse a cabo a través de trabajadores organizados por la Municipalidad, a través de cooperativas.

Por último, especifica la dimensión de las casas en 42 metros cuadrados, distribuidos en dos dormitorios, cocina-comedor y baño, con diseños que aseguren facilitar futuras ampliaciones.