De la reunión participaron los concejales Von der Thusen, Mora, Llancapani, Lassalle, Abregú, Calisaya, Susñar, como así también como invitados estuvieron presentes los Sres. Eduardo Guzmán y Yamil Mustaffa.

Cabe remarcar que el proyecto establece que la presente normativa se aplicará a todos aquellos vehículos y/o carros gastronómicos con motor incorporado y/o acarreados por otro, ya sean permanente o eventuales, siendo que la autoridad de aplicación será la Dirección de Comercio e Industria.

Asimismo se evaluará la factibilidad de localización para la instalación de cada carro gastronómico, exigiendo, por la vía que entienda conveniente, la presentación de un formulario con la siguiente información como lo será la estadía permanente (propiedad privada o pública) o eventual (propiedad privada o pública), días y horarios de atención al público, alimentos a elaborar, bebidas, cantidad de personas que van a trabajar en el lugar, Describir el carro (dimensiones), disponibilidad de baño químico, y la pretensión de instalar mobiliario (cantidad de mesas, sillas, sombrillas).

De ser positiva la evaluación de factibilidad, el Departamento de Bromatología Municipal otorgará los requisitos necesarios para continuar con el trámite de habilitación comercial correspondiente que serán los mismos para ambas modalidades (carros permanentes y eventuales).

“Con este proyecto la idea es poder habilitarlos a mucho más de lo que están habilitados hoy”

Tras la finalización de la reunión de comisión, la autora del proyecto, concejal Miriam Mora, señaló que “durante la reunión hubieron dos invitados como representantes de los carritos gastronómicos de la ciudad, donde entendemos la situación en la que han sido habilitados y otorgados los permisos, los cuales han sido todos por excepción, donde no tienen una norma para su orden y para su control, entonces la idea es con este proyecto crear esa normativa y poder habilitarlos a mucho más de lo que están habilitados hoy, que solamente pueden vender algunos productos”.

Asimismo señaló que “se necesita la elaboración de los productos que venden dentro del carrito gastronómico, y nosotros vemos la dimensión que tienen, entonces es muy difícil que puedan tener todo lo que tiene que tener una cocina como cuenta hoy un local comercial dentro de un carrito gastronómico, entonces ir permitiendo que puedan llevar productos elaborados o semi elaborados desde un lugar habilitado también por bromatología del Municipio para poder de alguna manera acortar todo lo que sería la elaboración de los productos”.

También la edil manifestó que “no solamente permitir que se comercialicen los productos que hoy se están vendiendo en los carritos, sino también habilitar carritos que vendan productos del mar, o pastas, o pizzas, o mesas dulces, además de comenzar a buscar un lugar definido para que se pueda crear un patio de comida, y se pueda habilitar a todos estos carritos, de manera que desde el Municipio se pueda hacer un mayor y mejor control de los carritos con respecto a la habilitación, a salud e higiene, a seguridad, y este lugar a definir tiene que contar con acceso a los servicios básicos como lo es el agua, la cloaca, la electricidad, y al gas, pero hoy es imposible que puedan contar con ellos por el lugar donde se encuentran ubicados”.

Con relación a los requerimientos que plantearon los invitados, Mora dijo que “uno era justamente el poder contar con los servicios básicos, o poder llevar comidas semi elaboradas y llevarlas al carrito, el poder tener el permiso para la comercialización de otros productos, como así también el problema del costo, donde hoy cocinan a través del tubo de gas, y terminan pagando en promedio 50 mil pesos mensuales de gas”, dijo, al tiempo que agregó que “otro de los inconvenientes que tienen es la electricidad, que también les produce un gran gasto, la higiene del lugar para que se respete los tres metros, donde cada uno tenga su lugar, un baño químico, no solo para los clientes, sino también para el personal que tienen, y si hay varios carritos juntos, poder habilitar una baño químico cada dos carritos, un permiso para poder poner mesas y sillas”.

También la edil se refirió a la contaminación visual al señalar que “dentro de pocas semanas comenzaran los días lindos, más largos, Elcano se hace peatonal y se produce la circulación de muchas familias, por lo cual la idea no es llenar toda la costanera de carritos, sino debemos encontrar un lugar para poder ubicarlos, y que cuente con los accesos correspondientes”, expuso.

Por ultimo Mora entendió que “debemos salir de las excepciones, sacar al Ejecutivo de las excepciones, y poder crear esta norma para poder regularizar la situación de cada uno de los carritos gastronómicos, entendiendo que esta norma no solo trae obligaciones, sino también beneficios y un acompañamiento para todos aquellos que trabajan en este sector”.