Una persona que se encuentra privada de su libertad en la zona de Pre-Egreso, dentro de la Unidad de Detención de Río Grande, se encuentra solicitando ser trasladada al Anexo. Asegura que tiene problemas de salud y no puede compartir espacios con personas que fuman. Dice que no logra su traslado por una suerte de represalia, porque fue delegado de los demás reclusos.

Se trata de Walter Ledesma, quien en la actualidad se encuentra recluido en la zona de Pre Egreso, pero pide ser trasladado al Anexo que está ubicado frente a la Unidad de Detención, porque no puede compartir espacios con personas fumadoras y le indicaron “mejores condiciones de habitabilidad”.

Ledesma asegura tener “varias patologías, como una afección al corazón, síndrome vertiginoso, hipertensión, artrosis, desviación de columnas”, puntualiza. Afirmando que “el Consejo Correccional dice que tengo que estar en el Anexo, pero no logro que me trasladen”.

Por su reclamo, realizó una huelga de hambre y luego una huelga farmacológica; pero advierte que el titular de la Dirección del Servicio Penitenciario Provincial, Sergio Dieguez, nunca se acercó para dialogar con él como forma de interiorizarse sobre su situación.

Walter Ledesma entiende que se trata de una suerte de represalia, porque se desempeñó en su momento como delegado del Sindicato Único de Trabajadores Privados de la Libertad Ambulatoria (SUTPLA), reclamando por diferentes cuestiones relacionadas con las condiciones de detención.

En el mismo sentido denunció que no le permiten participar de la recreación en el mismo ámbito que lo hacen los restantes reclusos, dentro de la cancha de fútbol; sintiéndose discriminado también por ese motivo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here