El púgil argentino, de Isidro Casanova, estuvo a la altura del desafío y mereció la victoria en el combate celebrado en el AT&T Center de la ciudad texana; sin embargo, los jueces dieron 114-113 para el Boxi, 117-111 para el local y 114-114, lo que imposibilitó que se unifiquen los cuatro títulos de la categoría superwelter.

El argentino Brian Castaño (69,513 kilos), campeón superwelter OMB, empató en fallo dividido la pelea unificatoria con el estadounidense Jermell Charlo (69,399), monarca AMB, CMB y FIB de la categoría, en el combate se realizará en el AT&T Center en San Antonio, Texas.

Steve Weisfeld (de Nueva Jersey) lo vio ganar al argentino, por 114 a 113, el puertorriqueño Nelson Vázquez dio 117-111 para Charlo y estadounidenses Tim Cheatham (de Nevada) dio empate en 114.

Castaño fue dominador del combate hasta el décimo round, momento en el que una contra del estadounidense puso en malas condiciones al argentino y abrió paso para que la decisión de los juradas no premiara la mejor tarea del argentino.

Con este empate ninguno pudo alzarse con las cuatro coronas, que en el caso del argentino hubiera significado ser el primer pugilista latinoamericano en ostentarlas.

El combate realizado en la casa del San Antonio Spurs, con los que Emanuel Ginóbili se alzó con cuatro anillos de la NBA, fue intensa, con clara primacía del argentino hasta el segmento final y a la altura de la envergadura de la misma.

El fallo abrió la puerta para una revancha que seguramente llegará a corto plazo por la controversia que genera la disparidad de criterios de los jurados.

Castaño quedó ahora con un récord profesional de 17 victorias (12 ko) y 1 empate, en tanto que Charlo tiene un historial de 34 triunfos (18 ko), 1 empate y 1 derrota.