El canciller boliviano, Rogelio Mayta, aseguró que llegaron “40 mil cartuchos y gases lacrimógenos” desde Argentina. Alberto Fernández confirmó el hecho y le envió una carta al presidente Arce y le pidió disculpas “en nombre del pueblo”

El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Rogelio Mayta, aseguró este jueves que el gobierno de Mauricio Macri envió “material bélico” para “colaborar” con la represión de manifestantes durante las protestas postelectorales de 2019, en el marco de la crisis política desatada por la salida de Evo Morales del poder y la asunción de Jeanine Áñez.

Durante la conferencia de prensa, los funcionarios del gobierno de Luis Arce aseguraron tener documentación que probaría que Ecuador y Argentina enviaron “municiones y pertrechos para que se ejecute la represión policial y militar”.

“El gobierno de Mauricio Macri en 2019 también aportó con equipamiento y con material para que se pueda reprimir la protesta social para poder consolidar el gobierno que rompía el orden constitucional”, dijo Mayta

En ese sentido, el ministro de Relaciones Exteriores boliviano señaló que el general Jorge Gonzalo Terceros Lara le envió el 13 de noviembre de 2019 una nota formal al embajador Normando Álvarez García en la cual le agradecía por la “colaboración prestada” a la Fuerza Aérea.

“Asimismo me permito comunicarle que se recibió el siguiente material bélico”, continuaba la nota atribuida al General que hoy se encuentra detenido por la Justicia boliviana. Según detalló Mayta, “se recibió el siguiente material bélico de agentes químicos: 40 mil cartuchos AT12/70; 18 gases lacrimógenos en spray MK-9; 5 gases lacrimógenos en spray MK-4; 50 granadas de gas CN; 19 granadas de gas CS, y 52 granadas de gas HC”.

“Resaltamos que la Argentina le dio a las fuerzas militares que reprimieron la protesta social munición letal y el 13 de noviembre se lo agradecían. El 15 de noviembre, se producía la masacre de Sacaba”, continuó el funcionario boliviano.

En ese sentido, adelantaron que si la Justicia lo requiere podrán solicitar al gobierno argentino más información. “Es absolutamente inaceptable que se atente contra la soberanía y dignidad nacional”, concluyó el ministro de Relaciones Exteriores.

Por su parte, Alberto Fernández le envió una carta a su par boliviano Luis Arce a través de la cual le pidió disculpas “en nombre del pueblo argentino” por la “colaboración del gobierno de Mauricio Macri con las fuerzas que perpetraron el golpe de Estado contra el gobierno constitucional del presidente Evo Morales”.

“Se constató que desde nuestro país se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fuerzas sediciosas contra la población boliviana en esos días”, señala la carta. Posteriormente la actual ministra de Seguridad, Sabina Frederic, comunicó vía Twitter que por orden del Jefe de Estado argentino requirió a los jefes de las Fuerzas Federales “que informen, en las próximas 72 hs, las responsabilidades en el envío de material policial antitumulto u otro al Estado Plurinacional de Bolivia para colaborar con el golpe de Estado de noviembre de 2019″.