34.6 C
Tivoli
0.1 C
Río Grande

Lucas Gónzalez: otros dos comisarios detenidos por el encubrimiento del crimen

Otros dos comisarios de la Policía de la Ciudad quedaron detenidos este domingo por el encubrimiento del asesinato de Lucas González. Se trata de Daniel Santana, de la Comisaría Comunal N°4, a cargo de todas las dependencias de esa comuna, y de Rodolfo Ozan, comisario de la 4A de Parque Patricios. El juez Martín del Viso, que en primera instancia había rechazado sus detenciones solicitadas por el fiscal Leonel Gómez Barbella, hizo lugar ahora al pedido luego de conocer los resultados de un peritaje telefónico realizado al celular del comisario Fabián Du Santos, ya detenido por el encubrimiento. «Emprolijar esta cagada» y «justificar» el «mocaso» (sic) de la brigada de Gabriel Isassi, Fabián López y José Nieva son algunas de las frases que aparecen en una conversación en la que Ozan relata los hechos a Du Santos minutos después de la balacera policial. En el llamado, además, Ozan asegura que contactará a Santana para «emprolijar»

«¿Qué pasó, Rodo? ¿se mandaron un moco?». Las preguntas las hace Du Santos a las 9.59 del miércoles 17 de noviembre, según estableció la Dirección General de Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal. A esa hora, el hombre a cargo de la Comisaría Vecinal 4D de Barracas llamó a Ozan a través de WhatsApp. La conversación no llega a durar dos minutos, pero alcanza para atar cabos de la trama de encubrimiento. «Un re mocaso (sic) boludo», responde «Rodo», como tenía agendado Du Santos a Ozan, según reconstruyeron los peritos.

Lee  GOBIERNO TRABAJA EN LA RECOMPOSICIÓN SALARIAL PARA EL SECTOR DE SEGURIDAD

«Le dije a Inca que está como subcomisario que vaya y busquen lo que tengan que buscar para justificar esto», agrega Ozan dentro del período de tiempo en que el fiscal y el juez sostienen que, después de difundir la versión del «enfrentamiento«, los policías plantaron una réplica de arma de fuego en el auto de los chicos. Ozan se refiere al subcomisario Roberto Inca, también ya detenido, segundo a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la comuna, a la que respondían los tres agentes procesados por el homicidio. 

Lee  LA POLICÍA PROVINCIAL APOYA INVESTIGACIONES A NIVEL NACIONAL A TRAVÉS DEL SISTEMA BASE DE DATOS FOTOGRÁFICOS DE SUELAS DE CALZADOS

«Yo ahora lo llamo a Santana. ¿Por qué no lo llamas al ‘perro’ y le decís que venga para emprolijar esta cagada?«, suma Ozan. El «perro», según expresó el fiscal en su pedido de detenciones, es Juan Romero, comisario a cargo de la División, también detenido. Du Santos entabló cuatro conversaciones con el contacto agendado como «Perro Romero» entre las 10.01 y las 10.20 de ese día. 

Además, Ozan deja claro en la llamada que a esa hora ya sabían que no hubo enfrentamiento y que los chicos eran jugadores de fútbol: «Son cuatro pendejitos jugadores«, dice el comisario de la Vecinal 4A, dependencia que, además, no tenía jurisdicción para intervenir. «El tiro está de atrás hacia adelante, negro, y le voló el frasco«, agrega Ozan. La respuesta de Du Santos es clara: «Uh, boludo, está hasta la chota». 

El 18 de diciembre, día en que el juez hizo lugar a las detenciones de otros cinco policías, había denegado la prisión de Santana y Ozan, de otros tres oficiales y de una abogada de la División de Asuntos Penales de la fuerza porteña. Entonces, Del Viso consideró que aún no había elementos suficientes para establecer el rol que cumplieron en el encubrimiento. Luego de que Gómez Barbella ampliara su pedido con la nueva conversación sobre la mesa, el magistrado hizo lugar y los dos comisarios ya están en prisión. Con ellos ya son 16 los policías detenidos, tres por el homicidio y 13 por el encubrimiento. Los dos comisarios declararán ante la Justicia este lunes desde las 10 de la mañana. 

Te puede interesar