¿Si nos tuviéramos que preguntar, que significa recuperar el rol del adulto, cuál sería nuestra reflexión y posterior respuesta?

En décadas anteriores, era frecuente escuchar a los jóvenes esperar con expectativas la llegada de la adultez, ya que ésta, les ofrecía una diversidad de nuevas oportunidades; como un trabajo y bienestar; libertad, independencia, etc. Hoy, ante la inminente llegada de esta etapa de la vida, nos espantamos y camuflamos, bajo un manto adolescente.

Son tan complejos como múltiples, los factores influyentes que se deben tener en cuenta, a la hora de analizar esta crisis evolutiva, que no solo está determinada por la historia individual de cada sujeto, sino también por los factores históricos complejos, políticos, económicos, sociales, culturales y subculturales.

A mediados del Siglo XX hubieron algunos sucesos, que nos dejaron sin referentes estables, las mayores ideas religiosas fueron cuestionadas, la búsqueda de igualdad entre los hombres y las mujeres, dejaron sin roles definidos; la tecnología, cambios sociales y simbólicos (entre otros) derivados de la globalización, dejaron sobre las identidades y los roles de los adultos, una profunda crisis. Ante este panorama, podemos reconocer fácilmente distintos tipos de adultos, según la generación a la que pertenezcan (según algunos autores, varían los años que la comprenden) entre ellas: los TRADICIONALISTAS; (nacidos entre 1925 – 1945); los BABY BOOMERS (1946 -1964); la GENERACION X (1965 – 1979); los GENERACION Y (1980 – 2001); cada una de estas generaciones fueron influenciadas por distintos sucesos relevantes históricos, evolución tecnológica y socioeconómicos que marcaron cada etapa.

Los tradicionalistas: vivieron la II guerra mundial, escuchaban más la radio y la tv, anteponen el trabajo al placer, se sacrifican por la empresa sin muchas peticiones, factiblemente han tenido el mismo trabajo toda la vida.                                              Los baby boomers: Se considera que la mayoría se entregan al trabajo esperando reconocimiento y status, es la generación que tiene más emprendedores.                                                                                                         La generación X: La tecnología da sus primeros pasos con esta generación, valora sus intereses personales por encima de los de la compañía, quieren trabajar mediante sus propias condiciones.                                                                           La generación Y: Demanda un futuro menos centralizado y menos jerárquico, son agentes de cambio y no guardianes de la tradición, pueden pasar horas en internet, sus preferencias están marcadas hacia la tecnología, el aire libre, el conocimiento y la comunicación.

En la actualidad se está dando un fenómeno muy singular; es la convivencia de 3 y 4 generaciones de seres humanos en los mercados laborales, redes sociales y en cualquier otro espacio de convivencia social real o virtual. Esto se debe al aumento en la esperanza de vida. En la actualidad estamos gobernados, liderados y acondicionados a los pensamientos, formas y realidades de los baby boomers y generación X. La generación Y, aunque es una de las generaciones más preparadas de la historia de la humanidad, aún no encuentra los espacios de poder y liderazgo que le permitan ejecutar sus ideas y creatividad, la mayoría de esta generación choca contra un muro, no encontrando coraje y compromiso para ir adquiriendo ese espacio en la sociedad que permita dar un salto de evolución en los sistemas que rigen la realidad colectiva. Es probable que la mayoría de la generación Y valore más el viajar, la comunicación, la amistad, las culturas diferentes, el conocimiento, etc. que el dinero, las utilidades, las ideologías, las conquistas de tierras, las fronteras, lo políticamente correcto, las armas, las manipulaciones, el sistema, etc. En cada generación hay una gama de valores, atributos y creencias humanas; la generación Y ha crecido con mas experiencias diversas que otras; es la generación con mas familias con un solo padre, han visto mas comportamientos no éticos en nuestra sociedad que otras; han experimentado mayor inseguridad financieras, familiares, etc. Esta generación ha crecido en un mundo diferente al de sus padres y tienen diferentes expectativas en el trabajo. La generación Y realiza un mejor trabajo cuando sus habilidades son armonizados con un trabajo que los motive. Son independientes, con pensamiento empresarial los cuales delegan responsabilidades, demandan retroalimentación inmediata y esperan un sentido de resultados cada hora. Buscan oportunidades de trabajo que tengan algún significado social y provea un balance entre la familia y el estilo de vida. Esta generación no evita la responsabilidad pero tampoco la busca, estos evalúan la responsabilidad adicional en el trabajo con los beneficios económicos; valora un medioambiente laboral que no es muy bien entendido por los “Baby boomers” y la Generación X La meta de ganar estatus y objetos materiales que persiguen los empresarios de la generación “Baby boomers” ha sido remplazada con los deseos de la nueva generación de encontrar retos intelectuales que sean diferentes y ayuden a la sociedad.                                        Estas diferencias empresariales han hecho que esta generación sea más impredecible que cualquier otra antes de ella. Los “Baby boomers” quieren ser autosuficientes e independientes y crean riquezas materiales, mientras que la generación X e Y son impacientes, no tienen gran lealtad a las organizaciones, están dispuestos a innovar ya sea en o fuera de la organización, demandan un balance entre trabajo y su auto interés.

 

Cardozo, Patricia

Técnica Sup. en Minoridad y Familia

patriciavicar@gmail.com

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here