22 de noviembre 2021

Ante la difusión en distintos medios de comunicación, sobre el contenido de la reunión llevada a cabo el día 17 de noviembre del corriente año entre las autoridades del Colegio Público de Abogados de Río Grande y el Superior Tribunal de Justicia, desde el Consejo Directivo del Colegio, advirtiendo que dicha información resulta descontextualizada, nos vemos en la necesidad de aclarar lo publicado.-

En tal sentido se pone de manifiesto que la reunión fue solicitada por el Colegio de Abogados a fin de garantizar la integridad física y la tranquilidad necesaria de los ciudadanos, letrados, empleados judiciales, funcionarios y magistrados que concurren  diariamente a ejercer su profesión, a requerir el servicio de justicia o a prestar tareas en el marco de sus obligaciones laborales.

Asimismo se expuso que “los hechos de público conocimiento protagonizados el día 28 de octubre de 2021 en la sede de tribunales entre un letrado matriculado en nuestro Colegio y tres manifestantes identificadas en el colectivo  “Pañuelos Amarillos” constituyeron el punto culmine de una serie de hechos perturbadores y violentos ocurridos en la sede de los tribunales en perjuicio de los letrados  mientras ejercían su profesión, hechos que desde nuestra institución vemos con preocupación.”

Fue así que en la reunión se planteó la necesidad de que se nos garantice, como profesionales del derecho, poder ejercer nuestra profesión sin perturbación alguna, advirtiendo que no podíamos permitirnos como institución que hechos como el sucedido vuelvan a producirse.-

En ese contexto se expresó que no se está de acuerdo con ningún tipo de violencia, de ninguna parte, y que justamente, más allá de los hechos puntuales, resulta necesario garantizar la seguridad dentro de los Tribunales, mencionando que no es la primera vez que abogados y abogadas  deben  soportar este tipo de situaciones violentas.-

Como respuesta desde el STJ expresaron  que en modo alguno se iba a restringir el ingreso a un edificio público, medida que no fue solicitada por el Colegio de Abogados.-

Asimismo también expresaron su preocupación por la situación, la actitud del abogado y del juez interviniente, ofreciendo trabajar en conjunto a fin de generar protocolos para que ello no vuelva a ocurrir, asumiendo el compromiso en lo inmediato de implementar la propuesta realizada por el Colegio para que  en casos sensibles se garantice el acceso diferenciado al letrado y su cliente.

Es de aclarar que desde un principio el Colegio ha ofrecido la máxima colaboración en la implementación  de las medidas de seguridad que se dispongan, ello en el entendimiento que resulta obligación del Superior Tribunal garantizar un ámbito  de prestación del servicio de justicia seguro para que los abogados podamos ejercer libremente y sin perturbaciones nuestra profesión, toda vez que es el Superior Tribunal de Justicia quien debe garantizar la seguridad de todas las personas dentro de los edificios de Tribunales.-

Por lo expuesto y a fin de no desvirtuar el objetivo por el cual se desarrolló la reunión con los cuatro integrantes de nuestro máximo Tribunal, insistimos una vez más en expresar nuestra máxima preocupación por la seguridad dentro del edificio de Tribunales de nuestra ciudad, ello a fin de evitar que se vuelvan a producir hechos perturbadores en perjuicios de los abogados y abogadas matriculados en el Colegio, destacando una vez más que la seguridad dentro de los edificios de los Tribunales es exclusiva responsabilidad del Superior Tribunal de Justicia quien debe bregar para que este tipo de hechos no vuelvan a producirse.-

Finalmente se insistió en la necesidad de solucionar el tema de los peritos, situación que desde el Colegio venimos reclamando desde hace tiempo, dada la importante demora que ocasiona en la resolución de muchas  causas.-