El magnicidio se produjo durante la madrugada, cuando un «grupo de individuos no identificados», entre ellos «varios que hablaban español», asaltó la vivienda.

El presidente de Haití, Jovenel Moise, fue asesinado esta madrugada en su casa por un comando integrado por personas extranjeras, anunció el primer ministro saliente, Claude Joseph.

La esposa del presidente resultó herida en el ataque y fue hospitalizada, dijo Joseph, quien pidió calma a la población, y aseguró que la policía y el Ejército se encargan de mantener el orden.

«El presidente fue asesinado en su casa por extranjeros que hablaban inglés y español», dijo el primer ministro, citado por las agencias de noticias AFP y Sputnik.

La noticia causó reacciones de condena inmediatas en el mundo. La Casa Blanca calificó de «horrible» el crimen y dijo a través de la secretaria de prensa, Jen Psaki, que Estados Unidos estaba dispuesto a ayudar en la investigación.

«Ayudaremos de cualquier manera al pueblo de Haití, al Gobierno de Haití si hay una investigación», dijo y añadió que la Casa Blanca estaba «todavía reuniendo información» y que el presidente Joe Biden sería informado sobre el ataque en breve.

El primer ministro británico, Boris Johnson, en tanto, dijo estar «conmocionado» y calificó el hecho como un «acto odioso».

En medio de la conmoción nacional, el aeropuerto internacional de Puerto Príncipe fue cerrado esta mañana, confirmaron fuentes diplomáticas y varios vuelos programados con destino al aeropuerto de la capital haitiana fueron cancelados o desviados a estaciones aéreas en terceros países, según Listín Diario, de la vecina República Dominicana.

Dos aerolíneas que tienen rutas diarias a la capital haitiana cancelaron sus vuelos previstos para este miércoles. En tanto, el Gobierno dominicano ordenó esta mañana el «cierre inmediato» de su frontera con Haití.

«Se ordenó el cierre inmediato» de la frontera de 380 kilómetros que ambos países comparten en la isla La Española, dijo a AFP la encargada de comunicaciones del Ministerio de Defensa, Ceinett Sánchez.

El presidente Luis Abinader, que no se pronunció aún oficialmente sobre el magnicidio, convocó con urgencia a los mandos militares para analizar la situación, según la prensa dominicana.

Moise ha gobernado por decreto Haití, el país más pobre del continente americano, después de que las elecciones legislativas previstas para 2018 se retrasaran.

Además de la crisis política, en los últimos meses han aumentado los secuestros para pedir rescate, reflejo de la creciente influencia de las bandas armadas en el país caribeño. Haití también se enfrenta a la pobreza crónica y a los recurrentes desastres naturales.