La Iglesia Misionera Mundial llevó adelante un trabajo voluntario de limpieza en el arroyo Buena Esperanza, en el marco de los trabajos de cooperación que realizan con gobiernos, municipios, universidades y demás entes estatales.

“Hemos recibido y agradecemos el trabajo que prestaron desde su Iglesia al grupo numeroso de voluntarios,  quienes buscan mejorar el medio ambiente, cuidarlo. Y al trabajo que realizamos desde la Secretaría de Medio Ambiente le sumamos la colaboración de muchas organizaciones y asociaciones que sostienen intereses que resultan comunes con los nuestros. Desde el Municipio les agradecemos mucho la colaboración prestada”, indicó el secretario Damián de Marco.

El grupo de feligreses, integrantes de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial lleva adelante campañas de ayuda social, de limpieza para el cuidado de protección del medio ambiente, protección de derechos humanos, apoyo educativo y la implementación de los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la ONU.