De la mano de Nicolás Ubertali, la firma Brik-Nic comenzó la producción de briquetas de biomasa. El producto, que es totalmente ecológico y se produce y vende en Tolhuin. Es utilizado para producir una llama que genera más calor que la leña tradicional y se mantiene encendida por más tiempo, además, es más barata.

La firma Brik-Nic, ya comenzó con la producción de briquetas de biomasa. El producto ecológico es, en síntesis, un compuesto que se fabrica con un 100% de aserrín compactado que reemplaza a la leña tradicional. Entre otras cosas, sirve para cocinar y calefaccionar ya que  produce más calorías que la madera con más tiempo de vida antes de su consumo total. Estas características la ponen en un lugar con un alto nivel de competitividad respecto de la leña tradicional.

En diálogo con Del Fuego Noticias, el propietario de Brik-Nic, Nicolás Ubertali señaló que hace poco tiempo comenzó  con la producción de las briquetas. “Si bien arrancamos con la producción, aún nos resta ajustar algunos detalles para que la producción sea óptima”.

Recordó que hace poco tiempo decidió radicarse en Tierra del Fuego y trasladar la planta que tenía en Buenos Aires e instalarla en Tolhuin donde cuenta con gran cantidad de materia prima para fabricar su producto.

Ubertali explico que la idea es capitalizar el desperdicio que tienen los aserraderos, que hoy se está quemando “y es para mí una picardía. En Buenos Aires, muchas veces me costaba conseguir aserrín, sin embargo, acá lo tengo al alcance de la mano”.

Entre otras cosas, destacó el rendimiento que tiene el producto que fabrica ya que, “una vez encendido, genera más calor que la leña convencional y demora más tiempo en consumirse. Además, es más barato”.

Para la fabricación de las briquetas se necesita aserrín que luego se procesa hasta lograr un tamaño de partícula adecuado que debe secarse. Una vez logrado, se lo compacta con una máquina hidráulica con alta presión. El material se une, o se pega sólo con la presión de la máquina y no necesita de ningún aditivo lo que genera un producto final que es natural y ecológico.

Entre las aplicaciones que tiene el producto, se destaca el de generar calor, sin embargo, no sirve para hacer asados ya que no puede reemplazar al carbón que tiene la particularidad de mantenerse encendido sin generar llama.

“Este es un producto que genera llama permanente y mucha más calor que la leña tradicional”, explicó Ubertali. “Sin embargo sí sirve para reemplazar la leña que se necesita para encender el carbón”.  La briqueta es un producto que se prende fuego y no permite pisarlo ya que su llama es permanente”.