Este jueves, un sorpresivo hallazgo se produjo sobre un colectivo afectado a la empresa Marga que viajaba con destino a la ciudad de Río Grande.

Personal de las fuerzas de seguridad federales encontró en el baño de la unidad un kilo y medio de cocaína, la droga no pudo ser adjudicada a quienes viajaban en el transporte de larga distancia, por lo que no hubo detenidos y la totalidad de estos pudo continuar su viaje hacia de Rio Grande.

La importante carga de estupefacientes fue decomisada por personal de Gendarmería, a la espera de iniciar pericias sobre la misma y comenzar una investigación para intentar dar con el traficante que la trasladaba.