Rio Grande.- El pequeño había nacido con una enfermedad congénita en el corazón y había despertado la solidaridad de todos los vecinos. Hoy informaron a la familia que era imposible realizar la operación.

Pasadas las 18 horas de este martes, falleció en el Hospital Regional Río Grande el pequeño Valentino, quien peleaba por su vida desde el nacimiento mismo.

El bebé, de apenas cuatro días, había nacido con una enfermedad congénita en el corazón y había requerido de la solidaridad de los vecinos, que masivamente se acercaron al nosocomio este domingo a donarle sangre.

Sin embargo, a primera hora de este martes su situación se agravó y luego de inconvenientes de carácter burocrático con la obra social que asiste a su familia, estaba todo listo para su derivación y posterior tratamiento a Buenos Aires.

Pero un comunicado desde Capital Federal confirmó el peor panorama: la cirugía era imposible de realizar y la urgencia de acceder a un nuevo corazón despejaba todo tipo de esperanza.

Con profundo dolor, toda la ciudad llora la desaparición física de Valentino, un verdadero guerrero.