La Escuela N°7 “El abrazo de Maipú” despidió a su directora, la docente Nancy Fernández. El acto, que fue organizado por la comunidad educativa del establecimiento, contó con la presencia de autoridades del Ministerio de Educación de la provincia, docentes jubiladas, y maestras de otros establecimientos educativos que no quisieron estar ausentes en el evento.

La directora de la Escuela provincial N°7 El abrazo de Maipú, Nancy Fernández, se despidió de sus actividades y comenzó a disfrutar de su júbilo.

La docente fue despedida con un acto que se llevó adelante en el establecimiento educativo de calle Rafael Obligado de esta ciudad y contó con la presencia de la comunidad educativa del colegio, además de autoridades del Ministerio de Educación, docentes jubiladas, maestras, padres, alumnos, exalumnos y familiares.

Durante el acto se vivieron momentos de alegría y otros muy emotivos donde se manifestó el gran cariño que cosechó durante años la docente.

Durante la ceremonia de despedida, Nancy Fernández estuvo acompañada por su marido Rubén, y sus hijos, Osvaldo, Silvana, junto a su marido y Leandro, el menor de la familia.

En diálogo con Del Fuego Noticias explicó con la jubilación se cerró una etapa pero comenzó otra “aunque no creo que me desconecte de la escuela porque he ofrecido trabajar en familia porque tengo la idea de que la familia siempre tiene que estar presente en las escuelas ya que sin familias no podremos recuperar eso que se va perdiendo de a poco en esta provincia y en el mundo”. Agregó que tiene el objetivo de recuperar el concepto de familia y que sea algo que se relacione con la esencia del amor, de proteger al otro y querer compartir y trabajar para el bien de la comunidad”.

Durante mis años de docente enseñé mucho pero yo aprendí a amar, a respetar y sobre todo las diferencias que es en ese punto donde nosotros nos hacemos más humanos”.

Durante el acto, la docente, en su último día como directora de la Escuela 7, recibió diversos presentes y mucha muestra de cariño de sus compañeros de trabajo como de alumnos, padres y amigos.

Al finalizar, y con marcada emoción, Nancy Fernández agradeció a todos por cada momento vivido durante todos los años como maestra.