El movimiento Obrero de la ciudad de Puerto Madryn encabezado por Patricio Rosales, llevó adelante en las instalaciones del concejo local  el acto de conmemoración del ‘Día de la Militancia’, oportunidad en que brindaron un reconocimiento a dos referentes históricos del movimiento obrero. Acompañaron el intendente Gustavo Sastre, el Diputado Provincial Carlos Eliceche, el presidente del Concejo Deliberante, Federico Garitano y otras autoridades públicas, políticas y gremiales. También se leyó un documento de la Confederación de las 62 Organizaciones Justicialistas.

Puerto Madryn.- El Secretario General de UTHGRA Seccional Puerto Madryn, Patricio Rosales, destacó la marcha por el Día de la Militancia llevada a cabo este martes junto a autoridades de la municipalidad de Pto. Madryn.

“Conmemoramos el Día de la Militancia con el intendente de Madryn, Gustavo Sastre, con el Diputado Carlos Eliceche, el presidente del Concejo Deliberante, Federico Garitano; Miguel Conedía, autoridad electa y nosotros, como movimiento obrero nos convocamos para hacer entrega de un reconocimiento a dos personas: a Oscar ‘Pocholo’ Benegas, quien es un militante histórico de la ciudad y el otro a Luís Núñez, hombre relacionado al movimiento obrero.

El triunfo de la militancia

La Confederación de las 62 Organizaciones Justicialistas elaboró un documento en el marco del ‘Día de la Militancia’ que a continuación se transcribe.

“En su obligado y prolongado exilio el líder justicialista jamás perdió la fe y la esperanza, porque estaba convencido de que ‘la verdad es permanente y siempre triunfa’.”

“Sabía también que ‘cuando una organización está al servicio del pueblo, es invencible, porque los pueblos son invencibles’. Esa fe y esa esperanza fueron también las que animaron la heroica y tenaz resistencia del pueblo peronista.”

“En ese momento (1972), Lanusse había convocado a un Gran Acuerdo Nacional (GAN), proscribiendo la figura de PERÓN y suponiendo que al Líder Justicialista ‘no le daba el cuero’ para volver. Pero resulta que volvió. Y lo hizo gracias a la esforzada lucha y el respaldo multitudinario del pueblo trabajador”.

“Después de más de 17 años de un obligatorio y doloroso exilio, el 17 de noviembre de 1972 Perón llega a Ezeiza, donde es recibido por una enfervorizada multitud, que había debido enfrentar la lluvia y los tanques que bloqueaban todas las rutas de acceso. En ese momento histórico, se graba en la memoria popular esa famosa imagen donde el compañero José Ignacio Rucci lo protege con su paraguas, que simboliza en verdad todos los afanes y las luchas de los trabajadores organizados por el retorno de su líder”.

“Primero, en forma provisoria, el 17 de noviembre de 1972 por lo cual hoy se conmemora el ‘Día de la Militancia’ y después, definitivamente, el 20 de junio de 1973, para ser elegido Presidente de la Nación Argentina con el 62% de los votos emitidos”.

“Ajeno a todo revanchismo, regresó con la firme intención de pacificar y reconstruir al país, un proyecto que solo la muerte pudo dejar inconcluso. Pero lo más importante es que, a más de cuatro décadas de su desaparición física, su legado doctrinario no sólo mantiene plena vigencia, sino que seguramente seguirá alumbrando el futuro político de la Argentina”, concluye el documento.