SONY DSC

La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, firmó un decreto que lleva a 25.308 pesos la jubilación mínima en la provincia, confirmaron hoy a Télam fuentes oficiales del gobierno fueguino.

Bertone convirtió en “remunerativo y no bonificable” un adicional implementado el año pasado que garantiza un piso salarial de 25 mil pesos a los empleados estatales.

De esta forma, el monto comenzará a ser tomado como valor de referencia por la Caja de Previsión Social de la provincia, para la determinación del haber mínimo del sistema, señalaron los voceros del gobierno.

También precisaron que la medida es retroactiva al 1 de enero de este año, con lo que los jubilados fueguinos percibirán las diferencias de ambos meses juntos.

El presidente de la caja jubilatoria, Rubén Bahntje, explicó hoy que la intención fue “establecer un orden administrativo”, porque “la ley previsional establece que el haber mínimo de los jubilados no puede ser inferior al salario mínimo de la administración pública”, recordó el funcionario.

Según Bahntje, la caja puede hacer frente a esta recomposición gracias a las “correcciones al sistema previsional fueguino llevadas a cabo por la gobernadora desde su asunción en 2016”.

“Algunos planteaban que se iba a armonizar la caja con el sistema nacional, pero estamos muy lejos de ello. Hoy una jubilación mínima nacional será de $10.400 en marzo, y aquí es de más del doble, mientras que la máxima nacional es de $68.200 y aquí es de $330 mil”, detalló en declaraciones a Radio Provincia.

El director del organismo previsional evaluó que la provincia logró recuperar “la previsibilidad” que se había perdido en materia jubilatoria, en medio de “un escenario nacional muy complejo”.