El Monumento de Malvinas representa un acontecimiento muy cara a los sentimientos de cada uno de los madrynenses, y es porque tiene que ver con el lugar donde arribaron los soldados en 1982 y el recibimiento de esta localidad, como verdaderos héroes.

Se recuerdan hechos como “El Madrynazo”, cuando la ciudad entera por rechazo a las flotas norteamericanas, hicieron mediante una protesta, que no puedan reabastecerse en nuestros puertos y tengan que partir a mar abierto, poco tiempo después de la guerra.

También “El día que Madryn se quedó sin pan”, que hace alusión a la llegada de los soldados a bordo del Canberra, y el afecto con el cual fueron recibidos en nuestra ciudad.

“Estamos llevando adelante obras que le darán una puesta en valor significativa al Monumento a los Héroes de Malvinas, que todos sabemos lo que significa para los madrynenses. Vamos a tratar de inaugurarlas lo antes posible, pero decidimos que sea después del proceso electoral que viene. No queremos que algo tan sensible como este lugar, sea tomado como un ‘acto de campaña’. No es lo que merecen nuestros héroes en la ciudad, y todos aquellos que arribaron a Madryn”, admitió el Intendente.