El preocupante episodio ocurrió el pasado sábado por la noche en Madryn. Además, una de las nenas involucradas para evitar que sus padres la reten, inventó que la habían abusado.

El protocolo de abuso sexual que se le realizó a la nena fue negativo. Ahí reconoció que era mentira.

La fiesta, en la que el nene agasajado cumplía 11 años, transcurrió el sábado por la noche en la ciudad de Puerto Madryn. Terminó con varios chicos en estado de ebriedad.

Los padres de los chicos también se encontraban borrachos.