Fueron a Legislatura pero no hubo sesión. Los recibieron diputados del FpV. Ayer se produjo una nueva toma en la Delegación de Educación en Trelew.

Ayer se realizó una importante marcha de los gremios que conforman la Mesa de Unidad Sindical hacia la Legislatura para apoyar el proyecto que busca crear impuestos en sectores económicos para generar un fondo que permita pagar los salarios. Sin embargo, no hubo quórum y los diputados otra vez no sesionaron.

A la provincia llegó para acompañar el reclamo de los docentes la segunda de Roberto Baradel en SUTEBA, Silvia Almazán, Raúl Calamante de CTA y el secretario de Prensa de CTERA, Guillermo Parodi.

La sesión de la Legislatura de este martes no se pudo concretar por falta de diputados en la casa. Sólo estaban presentes doce legisladores y se requiere un mínimo de catorce para que haya quórum. Además como tampoco estaban las autoridades, es decir ni el vicepresidente primero, Roddy Ingram, ni la vicepresidente segunda, Jacqueline Caminoa, no se llamó a labor parlamentaria.

Todo esto enmarcado en una nueva marcha de los empleados públicos provinciales que se movilizaron por las calles de Rawson y luego se dirigieron hasta la Legislatura. Esperaban la sesión para que tome estado parlamentario el proyecto que presentaron que contempla la creación de una impuesto extraordinario para varios sectores de la provincia como el pesquero y petrolero.

En las primeras horas de la mañana sí había catorce diputados en sus oficinas pero, posteriormente, se retiraron el presidente Roddy Ingram y el diputado Eduardo Conde.

Quedaron los legisladores del bloque Frente de Agrupaciones Peronistas, Florencia Papaiani, Leandro Espinosa y Javier Cunha. Además del bloque Frente para la Victoria, Blas Meza Evans, Alejandra Marcilla, Javier Touriñan, José Grazzini, Gabriela Dufour, Estela Hernández, Carlos Gómez, Gustavo Fita y David González.

Estos diputados se reunieron con los representantes gremiales para explicarles la imposibilidad de sesionar y se comprometieron en dialogar con sus pares, para que mañana se pueda concretar la sesión. En el encuentro explicaron que también se había zanjado el reclamo que tenían los empleados legislativos que hasta ese momento mantenían las medidas de fuerza pidiendo un incremento salarial del 8%, pendiente de 2017.

Según afirmó el secretario general de la Asociación del Personal Legislativo, Ángel Sierra, el sindicato brinda la garantía de sesionar “siempre y cuando se apruebe la resolución que se nos adeuda de la paritaria 2017. Si eso se pone a tratamiento, levantamos la medida de fuerza para que se pueda sesionar. Por mayoría nos pusimos de acuerdo en las reuniones previas que esto se resolvía en el día pero, lamentablemente, al no tener los diputados suficientes como para que haya quórum, no podemos arriesgar a levantar una medida de fuerza si no vemos reflejada en el recinto esa garantía”.

Por su parte el diputado Leandro Espinosa lamentó la situación que se vivió en la Legislatura porque, según expresó, “entendemos el grado de conflictividad que hay en la calle con la discusión con los sindicatos y vemos que hay un Gobierno que no está actuando sobre la situación y es cada vez más compleja. Como diputados creíamos que era oportuno poder sesionar y analizar los temas que están pendientes en la Legislatura ya hace un tiempo, pero lamentablemente esto no va a suceder. Es necesario que el Poder Legislativo funcione, las voces de la Legislatura están calladas, y hay muchas cosas para decir de la realidad que se está viviendo en la provincia”.

Para el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Javier Touriñan, el jueves se podría sesionar con los catorce diputados necesarios o tal vez más. “No habría razón para que no estén”, dijo. “Apelo a la buena voluntad del resto de los legisladores para que puedan estar presente el jueves”.

En cuanto al proyecto presentado por los gremios, Touriñan aclaró que no se va a tratar sobre tablas, “porque en realidad y hasta los gremios lo entienden, que no se puede tratar reglamentariamente sobre tablas un proyecto que incorpore temas presupuestarios y tributarios, así que sí o sí va a comisiones y allí será debatido. Negarse al debate es negar la esencia del poder legislativo”, subrayó.

Acuerdo con la Apel

Touriñán además explicó el alcance del acuerdo salarial con los empleados legislativos. “En el acta que se suscribió quedó resuelto el reclamo del 2017 sobre el 8% del salario, a pagarse en tramos y de la cual queda excluida toda la planta política, es sólo para el personal de planta. Quedamos todos afuera porque estamos en emergencia”.

SIN COMENTARIOS