El 6to. Dan Angel Alberto Alonso y tesorero de la Federación de Judo de Tierra del Fuego, que preside Ricardo Costilla, protagonizó un nuevo escándalo en la vía pública, cuando atacó a golpes de puño al padre de dos niños judocas, que le reclamaba por la discriminación y persecución que sufren por parte de la federación.

Alonso, recientemente graduado como Maestro 6to. Dan por la Confederación Argentina de Judo,  furioso ante el reclamo del padre por la discriminación y persecusión que sufren sus hijos, arremetió golpes de puño contra el progenitor de los menores.

Al Maestro Alonso, recientemente graduado por el Presidente de la Confederación Argentina de Judo Oscar Cassinerio, alejado totalmente de los códigos de las artes marciales y del deporte olímpico, no le importó que el niño de 13 años presenciara el acto de salvajismo contra su papá, lo que pone de manifiesto el grado de peligrosidad y de impunidad con que se manejan este tipos de personajes nefastos para el deporte y las artes marciales.

El niño, entre lágrimas, le pedía al Maestro Alonso que dejara de pegarle trompadas a su papá, situación que poco importó al Tesorero de la Federación de Judo y Defensa Personal de Tierra del Fuego.

La causa fue caratulada Alonso, Ángel Alberto s/Lesiones Expediente 34.123, y es instruida por el Juzgado de instrucción Nro. 1 del Distrito Judicial Norte.

El padre del menor -a quién no nombraremos para preservar la identidad e integridad del niño- en ningún momento se defendió, ni reaccionó ante el ataque del violento y descontrolado Maestro de judo.

Recordemos que Alonso junto al Maestro Ricardo Costilla son las más altas graduaciones otorgadas por la Confederación Argentina de Judo en Tierra del Fuego. Costilla en 2015 fue inhabilitado por la Inspección General de Justicia y sancionado por dos años para ocupar cargos en asociaciones civiles, sin embargo en 2017 a pesar de estar inhabilitado, reapareció públicamente ostentando el cargo de presidente de la federación fueguina.

“Discriminación y persecución. Costilla, Szarapo y Alonso, con el aval del club de fútbol Q.R.U. caprichozamente les prohíben a los niños medallistas nacionales, representar a Tierra del Fuego en campeonatos nacionales”

Los problemas comenzaron cuando el presidente de la federación fueguina Ricardo Costilla, su secretario Daniel Szarapo, el tesorero Ángel Alberto Alonso, con el aval del presidente del Club de Fútbol Q.R.U. Arturo “Patulo” Andrade, les prohibieron arbitrariamente a los dos niños, hijos del papá agredido, participar de campeonatos nacionales, aduciendo que no están federados.

 

Los niños excluidos del judo federado, han obtenido medallas nacionales, e incluso uno de ellos ha llegado a representar a la argentina en un campeonato panamericano, tienen buena conducta, no tienen sanciones, por ello resulta inexplicable la arbitrariedad con la que se maneja la federación que preside Costilla.

Sin embargo, el mismo Costilla y Daniel Szarapo, autorizaron e inscribieron a otras personas que no están federadas a participar de competencias nacionales, e incluso graduaron y gestionaron ante la Confederación las graduaciones como cinturones negros a personas no afiliadas, lo que pone en claro la maniobra de discriminación y persecución a estos dos niños.

Se espera que el padre agredido se presente en las próximas horas como querellante y que la madre inicie acciones legales contra Alonso por el daño moral ocasionado al menor que tuvo que presenciar como el Tesorero de la Federación de judo de Tierra del Fuego apaleaba a su padre con total impunidad.