Un particular episodio ocurrió esta tarde en Puerto Madryn, donde un hombre de unos 35 años se subió a lo alto de una grúa para hacer un reclamo con la decisión de no bajarse a pesar del pedido de los rescatistas.

El hecho, que se prolongó durante más de dos horas, ocurrió en la Plaza de las banderas de Puerto Madryn, que en el centro tiene una histórica grúa que hace ya de un recuerdo histórico.

Según pudo averiguar este medio, el joven estaría atravesando un grave problema de salud sumado a ciertas dificultades económicas.

Finalmente, el individuo permitió que Bomberos Voluntarios lo bajen de la grúa y fue derivado inmediatamente al hospital.