El Ministerio de Salud confirmó el fallecimiento por hantavirus de una mujer de 30 años, oriunda de Epuyén, que permanecía ingresada en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Zonal de Esquel, desde el 22 de diciembre.

Se trata de la quinta víctima fatal en el marco de la alerta sanitaria por este brote.

Según el balance oficial, hay 12 casos confirmados, 6 descartados y uno sospechoso. De esta cifra, hay dos pacientes en Terapia Intensiva y tres en sala común.

En este escenario, el gobernador Mariano Arcioni visitó el hospital de Epuyén junto al ministro de Salud, Adrián Pizzi y al intendente municipal, Antonio Reato.

En el lugar fue recibido por autoridades y trabajadores del nosocomio a quienes dió el apoyo del Gobierno provincial y expresó el agradecimiento por la tarea que vienen llevando adelante frente a los casos de Hantavirus.

“Personalmente estoy al tanto de todo, siguiendo los informes diarios porque nos preocupa mucho la situación. Por eso se ha declarado el estado de alerta, y la provincia puso todos los recursos a disposición, toda nuestra estructura a disposición de la situación epidemiológica”, manifestó el mandatario.

Arcioni expresó el “agradecimiento a las autoridades y a todo el recurso humano del hospital y quiero que sepan que todo el equipo está a disposición”.

Todos coincidieron en la necesidad de “llamar a la calma y aplicar las medidas de prevención. Hay que transmitir tranquilidad y dejar que siga realizándose el trabajo multisectorial que se viene haciendo”.

En la contingencia, además de los trabajadores de Salud, participan el Ministerio de Turismo, la Subsecretaría de Bosques, representantes de la Provincia de Río Negro, de la Dirección de Epidemiología nacional, el Instituto Malbrán y el municipio de Epuyén. Resta aguardar cómo evoluciona el escenario sanitario.