Un operativo conjunto entre las policías del Chubut y Río Negro, permitió poner al descubierto a una organización delictiva que se dedicaba al robo y venta de animales de distintos estancieros de la zona comprendida en el límite de ambas provincias.

En concreto, anoche se informó sobre el secuestro de alrededor de 150 lanares, caprinos y vacunos, armas de fuego y elementos diversos relacionados a la investigación de seis denuncias radicadas en El Maitén, Ñorquinco y El Bolsón, durante los últimos meses.

En detalle, el jefe de la División Seguridad Rural El Maitén, comisario José Fernández, confirmó que “en conjunto con otras dependencias, el viernes se realizó una serie de allanamientos dentro del ejido de Cushamen, más precisamente en el paraje Ñorquincó Sur, en los establecimientos ganaderos La Porfía 1, La Porfía 2, La Esperanza 3 y Don Isidoro; como asimismo en la carnicería que gira bajo la razón social L. I. , donde  se procedió al secuestro del total de 133 animales lanares, un rifle calibre 300 y un rifle calibre 22”.

Aquí también participó personal de la División Seguridad Rural Trevelin, a cargo del subcomisario José Miñan; de la comisaria Lago Puelo, a cargo del subcomisario Emir Azocar; de la comisaria El Maitén, a cargo del oficial principal Gerardo Morales y de la comisaria Cushamen, a cargo del oficial inspector Ezequiel Toro.

En la investigación de los hechos venían trabajando además el comisario Hugo Melipil y el jefe de la Brigada de Investigaciones de Esquel, subcomisario Pablo Carrizo, supervisados en forma personal por el jefe de Unidad Regional Esquel, comisario mayor Rodolfo Hess.

En tanto, las diligencias del día sábado se iniciaron desde temprano en el paraje Fitatimen, del lado rionegrino, con el secuestro de 44 animales lanares “con señales adulteras, relacionadas a los hechos denunciados”, junto a un rifle calibre 22. En este caso, actuó personal de la comisaría Ñorquincó, a cargo del oficial Ricardo Méndez. El sumario de este hecho, por razones de jurisdicción, se remitió al fiscal de turno de El Bolsón; mientras que del lado chubutense actúa el fiscal Carlos Carballo.

Simultáneamente, personal de la comisaria Lago Puelo, a cargo del subcomisario Emir Azocar; en conjunto con uniformados de la comisaría 12° de El Bolsón, procedieron al allanamiento y registro domiciliario de la carnicería que gira bajo la razón social L P, ubicada en el ingreso sur a El Bolsón, donde “se encontraron con un matadero clandestino donde se faenaban animales sin las condiciones de salubridad, por lo que se dio intervención a personal de Bromatología. Allí se hizo el secuestro de cinco chivos que estaban carneando en la parte posterior del local comercial”, según se graficó.

Esta investigación “surge de denuncias radicadas ante la División Seguridad Rural de El Maitén, por delitos relacionados al abigeato -tanto de ganado menor y ganado mayor-, de distintos damnificados, todos de la localidad de Cushamen y donde sindicaban a las mismas personas como sospechosas, por cuanto se iniciaron las actuaciones”, indicó el comisario Fernández.