Las provincias petroleras celebraron una medida que mejora la recaudación por regalías, aunque no ven cerca la normalización de la producción

Las provincias petroleras recibieron con alivio el decreto nacional que estableció el “barril criollo” a u$s45 dólares, un precio de referencia que les permitirá a los distritos mejorar la recaudación por regalías en los próximos meses. No obstante, la baja producción por la caída de la demanda mantiene preocupación a futuro, mientras miran con alerta el sobrestock en las refinerías, que podría dejar inactivas a las firmas productora que no están integradas, en especial las más chicas.