La compañía suspendió esta mañana su frecuencia a Madryn, que estaba previsto para las 12:30. Hoy hay una reunión clave en Rawson con el Gobierno, que tiene una deuda millonaria con la empresa.

La aerolínea Andes canceló este lunes su vuelo diario a Puerto Madryn y se dispararon las versiones sobre la posibilidad de que la compañía deje de volar a Chubut debido a una millonaria deuda que mantiene el Gobierno con la firma, como parte de un convenio que ya lleva varios años.

Para esta mañana está prevista en Rawson una reunión entre un alto directivo de Andes y autoridades provinciales, en busca de encontrar una solución económica que permita mantener los vuelos a la provincia.

El vuelo de Andes a Puerto Madryn debía salir del Aeroparque Metropolitano a las 12:30 y tenía previsto aterrizar en la ciudad portuaria alrededor de las 14. Pero esta mañana la empresa lo canceló y le informó a los pasajeros que se debía a «una medida de fuerza gremial», y que a los que debían viajar desde Puerto Madryn este lunes, les ofrecía hacerlo en un vuelo adicional el próximo miércoles.

Pero fuentes del sector indicaron que si el Gobierno provincial no muestra intención de pagar la deuda que mantiene con la aerolínea, dejaría de volar a Chubut.

Andes opera un vuelo a Comodoro Rivadaviaque tiene anuncio de partida para las 00:30 del martes, que por ahora figura como «en horario» pero que también podría verse afectado por esta situación.

La semana pasada, los gremios del sector manifestaron que la empresa llegó a esta situación, entre otras cosas, producto de una deuda que mantiene la provincia de Chubut desde hace más de un año por un convenio incumplido, que prometieron abonar en julio y a la fecha no ha ocurrido, aseguraron fuentes de APLA, el principal gremio de pilotos.

Cabe aclarar que Andes vuela en forma diaria a Puerto Madryn y tiene dos frecuencias a Comodoro Rivadavia, que operan desde Aeroparque.

 

La situación de la compañía aérea es compleja. Comenzó a volar hace catorce años pero las dos últimas devaluaciones, la recesión, el costo del combustible en dólares y la falta de controles contra el dumping hacen que adeude sueldos desde junio a sus 320 empleados, dijo hace pocos días Horacio Preneste, gerente general de Andes, al diario BAE Negocios.

En marzo de 2018 llegó a tener nueve aviones y hasta enero de este año tenía 500 empleados. En agosto de 2018 canceló órdenes y devolvió aviones: ahora tienen sólo cinco, de los cuales sólo vuelan tres.

Tuvo que dejar de volar a Tucumán, Córdoba, Mendoza y evalúa si sigue o no volando a Bariloche.