Sucedió hoy lunes por la mañana en Madryn. El titular del gremio, Mateos Suárez, denunció que su hijo fue detenido en forma arbitraria y “torturado” en un calabozo.

Mateo Suárez contó que su hijo fue parado en control vehicular el pasado viernes a la noche y porque no tenía el seguro cuando le pidieron los papeles del auto, fue llevado esposado a la comisaría. “Un policía lo para a mi hijo, le pide los papeles del auto, como no tenía seguro lo esposan y se lo llevan detenido”, relató.

El dirigente sindical aseguró que “cuando reconocieron que el detenido era su hijo, le hacer sacar toda la ropa y lo meten desnudo en un calabozo y, cada diez minutos, le decían ’Mateito’, ‘Mateito’, para mi eso es una tortura».

“Después le tiran la ropa para que se vista y le dijeron que se fuera, calladito, que no dijera nada porque no había pasado nada -agregó- pero yo voy a hablar y a hacer el quilombo que sea, porque esto no puede ser así”.

“Si tienen problema conmigo, saben dónde vivo”, sentenció Suárez.