Fue un personaje destacado en la vida social de Puerto Madryn por su rol en el ámbito gastronómico, donde se desempeñó durante 47 años.

En las últimas horas falleció a los 70 años en Puerto Madryn José Calvo, aunque para todo el mundo era “Calvito”. Este apreciado vecino de la ciudad portuaria fue durante décadas y a través de su actividad como mozo, una referencia en su actividad.

Hace algunos años, cuando dejó la actividad, recordó a Jornada que sus comienzos fueron “gracias al papá de Ariel Bordenave allá por el año 70, yo vivía frente a Prefectura, un día pasa Angelito y me dice “vos tenés que ser mozo”, yo le dije que estaba loco. Pero bueno, así fue como empecé a trabajar”.

A lo largo de 47 años de trabajo, supo definir su profesión con amabilidad, constancia y dedicación.Se inició en el Club Náutico, sobre la Avenida Rawson y luego paso por el “Restaurant París”, mientras terminaban la actual cantina “El Náutico”, en Roca y Lugones.

A lo largo de los años también supo atender a clientes en el Hostal del Rey, restaurant “El Águila” y “Puerto Mariscos”, entre otros espacios gastronómicos.

Para Calvito, ser mozo fue una forma de vida, una profesión que la sintió como propia. La comunidad portuaria ya lo extraña.