Fue aprobado por unanimidad el proyecto de ordenanza elaborado por el Concejal del Movimiento Popular Fueguino Ricardo Garramuño y su equipo técnico, el cual busca establece los lineamientos básicos para la formulación de políticas de prevención y atención sísmica y crea la comisión municipal de prevención sísmica.

En el desarrollo de la séptima sesión ordinaria el concejal Garramuño sostuvo que “la finalidad de este proyecto es contar con un ordenamiento normativo y un sistema de información sobre prevención y atención sísmica, para reducir la vulnerabilidad de las estructuras ante un sismo; y posibilitar una efectiva gestión de los desastres o emergencias asociadas a un evento sísmico y la rehabilitación en el  menor tiempo posible”.

El proyecto aprobado además prevé la creación de la Comisión de Prevención y Atención Sísmica (CoMPAS) en la órbita de la Municipalidad de Ushuaia, como organismo técnico en materia de reducción de riesgo de desastre y emergencia complejas derivados de eventos sísmicos. Dicha comisión además contará con dos subcomisiones: una denominada Prevención de Riesgo Estructural (SuPRE) y  la otra, Prevención de Riesgo Actitudinal y Atención de Desastres y Emergencias Complejas Derivadas de Eventos Sísmicos (SuPRAADEC).

La CoMPAS estará integrada por representantes técnicos, con competencia en materia de prevención y atención sísmica, de áreas municipales e instituciones. Es importante recalcar que los representantes de las áreas o instituciones que integren la CoMPAS ejercen sus funciones ad honorem, y sus designaciones duraran dos años, prorrogables por igual período, a solicitud de la institución que representan.

“El Reglamento Argentino para Construcciones Sismorresistentes – INPRES – SIRCOC, edición 2013, establece que el territorio nacional se divide en 5 zonas sísmicas de acuerdo a la peligrosidad sísmica, y la ciudad de Ushuaia  tiene grado 3” señaló el Concejal del MoPoF y recalcó que “en la franja de influencia de nuestra zona sísmica se registraron en lo que va del año 93 movimientos sísmicos de baja intensidad según registros sismologicos”.

Por último Ricardo Garramuño  insistió que “es fundamental trabajar sobre la concientización del riesgo sísmico en los habitantes de Ushuaia, a través de acciones que lleguen a distintos sectores de la comunidad”.

SIN COMENTARIOS