El gobernador electo se refirió al traspaso de mando del 17 de diciembre y aseguró que “no me molesta (que no esté Bertone) al contrario, para mi es una alegría que Juan Carlos Arcando y el pueblo en realidad me entreguen los atributos”. Y afirmó que “han pasado cosas en la vida política e institucional que hacen que las relaciones no sean buenas, y para mí en la política no da todo lo mismo”.

Melella fue consultado por Fm Aire Libre respecto al acto en el que asumirá como Gobernador de la Provincia y en el que finalmente no estará Rosana Bertone para realizar el traspaso de mando, quien renunciará el 9 de diciembre para asumir como Diputada Nacional. “No me molesta, al contrario, para mi es una alegría que Juan Carlos Arcando y el pueblo en realidad, porque quien entrega los atributos es el pueblo de Tierra del Fuego, no es ni el gobernador saliente ni nada”, expresó.

“Yo estoy convencido de que es el pueblo el que nos entrega los atributo así que yo feliz de que esté Juan Carlos Arcando como gobernador porque que el 9 jura y estará presente”, agregó en este sentido.

El todavía intendente de Río Grande aseguró -respecto a sus diferencias con la actual Gobernadora Rosana Bertone- que “han pasado cosas en la vida política e institucional que hacen que las relaciones no sean buenas, y para mí en la política no da todo lo mismo”.

“Algunos dicen, en la política todo se puede, para mí no, hay principios y hay valores que en la política o en cualquier orden no se rompen, y me refiero a muchas cosas. Yo miro para adelante, mi único deseo es que la provincia estè mejor y que cosas que han sucedido no sucedan más ni en la política ni en cualquier orden de la vida en Tierra del Fuego”, cerró.