“En Chubut también debemos erradicar la grieta”, dijo y advirtió que el funcionario sin compromiso “deberá dar un paso al costado”.

En Legislatura, el gobernador Mariano Arcioni juró por Dios, la Patria, los Santos Evangelios y “la memoria de mis padres” al asumir un nuevo período al frente del Gobierno provincial. El vicegobernador Ricardo Sastre le tomó juramento. Brindó un discurso de media hora ante invitados como los exgobernadores Néstor Perl y José Luis Lizurume. Fuera del parlamento una decena de colectivos llevó a Rawson a simpatizantes y militantes, quienes aguardaron el acto de jura de los ministros en la explanada de la Legislatura.

Arcioni agradeció al fallecido Mario Das Neves por la oportunidad de formar parte del proyecto en 2014, dando así sus primeros pasos en política. “Todos los funcionarios deben comprometer su mandato al verdadero servicio de los chubutenses. Quien no lo entienda así deberá dar un paso al costado. Queremos un Estado cercano a los habitantes. Trabajaremos para lograr una gestión ágil, transparente, que brinde soluciones y respuestas rápidas, eficiente. Debemos duplicar nuestro esfuerzo y responsabilidad”, dijo.

“En nuestro Gobierno no habrá lugar para la mezquindad, el egoísmo, la falta de respeto y mucho menos la mentira. Deben ser erradicadas de este nuevo proyecto”.

En su discurso, el gobernador hizo referencia a la matriz económica de Chubut: “Se defenderá un modelo de provincia integrado, dejando de lado el modelo extractivo para pasar a un proyecto productivo, inclusivo, donde se ponga en movimiento la cadena de valor para darle verdaderas oportunidades a todas las empresas. Nos debemos la oportunidad de generar condiciones para que las empresas se instalen, se desarrollen e inviertan en nuestra provincia”.

“Señores empresarios, amigos de todos los sindicatos, los convoco a sentarnos en una mesa y generar un gran acuerdo de desarrollo, producción y generación de trabajo para ser un verdadero motor productivo para todo el país. Convoco a todos los sectores de la política, instituciones, gremios, empresarios, emprendedores, productores de todos los sectores a alcanzar un gran acuerdo para transformar a Chubut. Un compromiso que debemos sellar de cara a la sociedad”, pidió.

Arcioni dedicó unas palabras a los nuevos diputados con referencia a su enfrentamiento con los legisladores anteriores. “No se merece este pueblo disputas eternas, con callejones sin salida. Las luchas intestinas no aportan sino confusiones y fracasos. Se inicia un gobierno del cual todos somos parte”, expresó.

“La oposición constructiva forma parte del gobierno. No debemos dejar lugar a los enfrentamientos supinos. La grieta también debe ser erradicada aquí en esta provincia. Agotaremos todas las instancias que tengamos a nuestro alcance para que hechos del pasado reciente no vuelvan a repetirse. Pero también debo decirles con toda franqueza, que, en el reclamo, muchas veces genuino, se escondieron intenciones de vulnerar la democracia y la voluntad popular”.

Según Arcioni, “vamos a necesitar de cada uno de ustedes. Se acabaron los tiempos de disputas estériles de las que la gente ya está cansada. Necesitamos una clase política madura y responsable”.

Sin nombrarlo aludió al secretario general de la Asociación Trabajadores de la Educación del Chubut, Santiago Goodman, quien en el momento más ríspido del conflicto docente dijo que los niños “no necesitan aprender la raíz cuadrada”, sino que les estaban enseñando “la lucha por sus derechos”.

“No podemos permitirnos ser noticia por el conflicto permanente ni que la imagen que nos representa sea el fuego, destruyendo las instituciones y la palabra lucha y reclamo sean usados como ejemplo de legado para los hijos de Chubut, en lugar de aprender y educar. No podemos permanecer inmóviles y ver como nuestra historia y futuro se convierten en cenizas por intereses de unos pocos que tanto daño le provocan al pueblo”.

En diálogo con la prensa, el gobernador adelantó que la flamante conformación de Legislatura permitirá otro tipo de relación. “Habrá otro diálogo, otra madurez, otra responsabilidad, otra forma de trabajar, de debatir, estoy muy esperanzado”.

Criticó el proyecto que creó un impuesto para los empleadores que cuenten con personal de otras provincias. Según Arcioni se debe fortalecer la pequeña y mediana empresa, “no cargando más tributariamente sobre los empleadores y esto los perjudica”. Por eso “vamos a estar presentar un proyecto de ley de desarrollo e industrialización”. Se hará lo propio en la Cámara de Diputados de la Nación.

Al menos el primer trimestre de 2020 continuará el pago escalonado. “Tenemos vencimientos de enero, febrero y marzo, pero cumpliendo con el 100% de los salarios dentro del mes”.

Al precisar su referencia al modelo extractivista de Chubut, advirtió que “no podemos terminar con el extractivismo pero sí tenemos que apuntar al desarrollo, al valor agregado de lo extraído. Si no fuéramos extractivos nuestra provincia no obtendría beneficios; de lo extractivo debemos pasar al valor agregado. No puede ser que no industrialicemos nuestros recursos. Para eso necesitamos proyectos de ley que se presentarán en la Legislatura y en Nación”.

“Es un debate que se debe dar, podemos darlo en un mes o en 20 años, no estoy apurado porque tenemos otras prioridades. Hay que transmitir tranquilidad y tener un debate mucho más serio y responsable porque somos una provincia minera, no queramos esconder debajo de la alfombra cosas que no son. Tengamos una discusión sana y sensata para poder llegar a acuerdos”, solicitó.

En cuanto al colapso de las cooperativas de la provincia por su abultada deuda con Cammesa, recordó que el Ejecutivo presentó “un proyecto de ley para que nos permita endeudarnos y subrogarnos en la obligación de las cooperativas, que son empresas privadas pero con servicios públicos esenciales que tenemos la obligación de garantizar. No sólo la Provincia tiene que salir a ayudar a las cooperativas. Todos tenemos que aportar y ceder un poco. Porque si salimos a hacer un salvataje financiero sin compromiso, en seis meses vamos a estar en idénticas condiciones, por eso todas las reuniones que tuvimos pero no se llegó a un acuerdo”.