La Dirección Nacional de Migraciones expulsó a los 4 ciudadanos brasileños que en octubre del año pasado fueron detenidos en Ushuaia por haber pagado en distintos comercios de la ciudad de Ushuaia con tarjetas de créditos que tenían información clonada.

Estas 4 expulsiones se suman a las 2 anteriores que tuvieron lugar en la provincia, con dos ciudadanos extranjeros que habían sido encontrados culpables por abuso sexual de menores.

A nivel nacional, para el 2019 hay una lista de 1.500 extranjeros en condiciones de ser expulsados de la Argentina en forma inmediata como lo estableció el decreto 70/2017 de Macri. De esta manera, mientras que en el 2018 hubo 703 extranjeros deportados con causas penales, en el 2019 esa cifra crecerá a 1.500, lo que hace un incremento del 115%.

“Queremos un país de puertas abiertas para gente de bien”, dijo Lisandro Ruiz Cardona, titular de Migraciones de Río Grande. El funcionario explicó por Fm Del Pueblo que la expulsión se dispone cuando la persona cumplió con la mitad de la condena, y queda en libertad en su país salvo que ya tengan alguna condena previa.

“Por ejemplo en Chile lo recibe la PDI, y si tienen alguna causa continúa detenido, y queda con una prohibición de ingreso permanente a Argentina”, dijo Cardona.

Volviendo al ámbito nacional, la mayor parte de los extranjeros en condiciones de ser expulsados de inmediato son peruanos, paraguayos y bolivianos. Le siguen los de nacionalidad colombiana y en menor medida los chinos. A la vez, se supo que entre los delitos cometidos por los extranjeros figuran en el tope los robos (42%), seguidos por el narcotráfico (25%) y los abusos sexuales (14%).