Fue en Trevelin. Lo denunciaron los vecinos preocupados por las detonaciones constantes.

La situación fue advertida por los vecinos de la zona del Callejón de la Calera de Trevelin, quienes se mostraron preocupados porque a menudo escuchaban detonaciones de arma de fuego en el lugar.

En un encuentro con autoridades policiales  un grupo de vecinos informó  sobre una persona que desde su casa realizaba disparos que se escuchaban claramente.

El personal de Trevelin constató lo que sucedía y solicitaron el pedido de allanamiento a la justicia ante la posible comisión del delito de Abuso de Armas

En el transcurso de la mañana de ayer se realizó el allanamiento y registro domiciliario en base a la  investigación iniciada de oficio y se secuestraron  armas de fuego y municiones.

SIN COMENTARIOS