El 4 de febrero de 2018 atardecía mientras una vecina miraba tranquilamente televisión en su cocina y le llamó la atención un extraño reflejo. Un sujeto aprovechó que tenía abierta la ventana de la habitación para ingresar, agarrar una cartera y escapar nuevamente por la misma ventana. Este jueves fue condenado a la pena de seis meses de prisión de cumplimiento efectivo, más pago de accesorias legales y costas.

El juez José Colabelli homologó un acuerdo de juicio abreviado realizado por el fiscal Ezequiel Forti y la defensora Paola Bagnato.  Diego Víctor Rodríguez reconoció su responsabilidad en el hecho y aceptó la pena impuesta por los delitos de violación de domicilio y hurto.

Eran las 21 hs. del 4 de febrero de 2018 cuando Rodríguez aprovechó que había una ventana abierta con la persiana un poco levantada, para ingresar a una vivienda de Ameghino al 500. Era la ventana del dormitorio que da al frente de la propiedad. La dueña de casa miraba televisión en la cocina, notó algo extraño, se puso de pie y alcanzó a observar a un sujeto que salía por la ventana de la habitación. Mientras ella pedía ayuda a gritos, un vecino vio salir al sujeto con algo en la mano e irse corriendo junto a otro que estaba apoyado contra la pared. El vecino los persiguió en su auto y pudo informar a la policía todo el recorrido hasta que fueron aprehendidos. Por el camino arrojaron elementos que contenía la cartera, para deshacerse de ella más adelante arrojándola a un patio.

SIN COMENTARIOS