El Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece un millón de pesos a aquellas personas que puedan aportar datos sobre el paradero de la fueguina Sofía Herrera y María Cash, desaparecidas varios años atrás en Tierra del Fuego y en el norte del país respectivamente.

La misma medida se tomó en cuanto a la adolescente Nataly Gonzalo, desaparecida en el partido bonaerense de Berazategui, y el niño Maximiliano Sosa, que era oriundo de la localidad de Ceres, en Santa Fe.

Por intermedio de la resolución 105-E/2017, publicada en el Boletín Oficial y con la firma de la ministra Patricia Bulrrich, la cartera de Seguridad dirige la recompensa a “a aquellas personas quienes, sin haber intervenido en el hecho delictual, brinden datos útiles que sirvan para lograr la aprehensión o dar con el paradero” de María Cash, Sofía Yazmín Herrera, Nataly Gonzalo, Maximiliano Sosa”.

Sofía Herrera tenía tres años cuando desapareció mientras se encontraba con su familia en el camping John Goodall, cercano a la ciudad de Río Grande.

La porteña María Cash tenía 29 años cuando desapareció el 4 de julio de 2011 mientras viajaba por el norte argentino rumbo a Jujuy.

Se sabe que por razones desconocidas se bajó del micro en el que había salido de Retiro en la localidad de Rosario de la Frontera e hizo dedo, pero luego se le perdió el rastro.

El padre de María murió luego de buscarla por años por distintos puntos del país.

En tanto, Nataly Gonzalo, de 15 años, se ausentó mientras se encontraba con un hermano y su padre en la costa del río Hudson, de Berazategui el 21 de marzo de 2012.

Por último, el niño Maximiliano Sosa desapareció el 21 de diciembre de 2015 en la localidad de Ceres, en el norte de Santa Fe, y el gobierno local había ofrecido una recompensa de cien mil pesos por datos de su paradero.

SIN COMENTARIOS