Un joven ingresó anoche al sanatorio privado con un hacha y comenzó a destrozar las instalaciones. El mismo manifestaba algunas incoherencias por lo que tras destrozar parte de las instalaciones fue reducido por la policía. Al parecer habría padecido un brote psicótico.

Un joven de 26 años terminó reducido por efectivos de la Policía Provincial luego de ingresar anoche a la Clínica San Jorge con un hacha en mano  y destrozar las instalaciones de la guardia de dicho centro asistencial. El mismo habría sufrido un brote psicótico, informaron fuentes policiales.

El sujeto del cual se preserva su identidad, sería un paciente que habría padecido al momento de los hechos un brote psicótico, ya que según testigos manifestaba algunas incoherencias al hablar.

Según trascendió, habría lanzado frases tales cómo “…me sacaron el corazón…me sacaron el alma…” mientras blandía el hacha contra el mobiliario, equipos informáticos y todo lo que había a su paso.

Personal del sanatorio solicitó la presencia policial por lo que efectivos de la Comisaría Segunda arribaron al lugar y procedieron a reducir al protagonista del hecho que a esa altura ya había destrozado los vidrios de las ventanas los cuales le produjeron heridas cortantes en sus brazos.

Al cierre de esta edición la policía continuaba trabajando en la guardia de la clínica que había sido uno de los sectores más afectados, aunque algunas otras dependencias también evidenciaron los daños del accionar del joven.