Se trata del matrimonio y sus 6 hijos. Todos ellos acumulan causas por asesinatos, robos, usurpaciones y amenazas. Se trata de un largo historial delictivo que acumula la familia en Comodoro con más de 100 denuncias en los últimos años. Hoy se entregó uno de sus integrantes; Rodrigo Nieves (18) quien sería el autor del disparo que terminó con la vida Jorge Olivera.

La familia Nieves cuenta una extensa historia delictiva, comprendida desde el 2005 hasta la actualidad.

En agosto de 2017, Iris Morales (49) se presentó en la comisaría Quinta y pidió ver a 2 de sus 10 hijos, detenidos por herir a tiros a 2 jóvenes y asesinar a otro. Sin embargo, su visita no terminó como esperaba: los policías descubrieron que tenía un pedido de captura, la esposaron y la encerraron en un calabozo.

En el mes de enero su marido, Antonio Nieves (56), también terminó preso en una visita a sus hijos en la seccional. Morales y Nieves cayeron presos cuando trataban de ver a Cristhian Axel (20) y Matías (24)

El primero cumple prisión preventiva por balear a 2 jóvenes en un hecho que se produjo el Día de la Madre del año 2016. El otro está acusado del asesinato de Jonathan Vera (22), ocurrido en el Barrio San Martín el 15 de diciembre de 2016, frente a la casa de los Nieves. La víctima recibió un balazo en la nuca. En ese momento, el menor de la familia con 16 años también se vio involucrado y cumplió prisión domiciliaria.

SIN COMENTARIOS