Luego de que las estaciones de Shell aumentaran un 2,09% los combustibles, la petrolera de mayoría estatal anunció una suba de 1,6%

Primero las estaciones de servicio de Shell -bajo la licencia de Raízen Argentina-, aumentaron su precios en promedio un 2,09%. Ahora fue el turno de YPF , que anunció un incremento promedio del 1,6% a partir de la medianoche de este lunes.

En ambos casos la explicación fue el aumento del 12% que tuvo el precio internacional del petróleo en enero, según resaltó La Nación.

Los nuevos precios de la petrolera con mayoría accionaria estatal quedaron en la ciudad de Buenos Aires: el litro de nafta súper pasará de costar $36,99 a $·7,62; de Infinia (la marca premium de la empresa), de $42,89 a $43,40; el gasoil Diesel 500, de $34,59 a $35,18, y el Infinia Diesel, de $40,49 $41,18.

YPF, con los precios más bajos del sector, tiene el 55% de participación de mercado. Por lo tanto, es también la que lleva la iniciativa con las subas y bajas del valor de los combustibles. En base a las variaciones de precios que anuncia la empresa con mayoría estatal, el resto de las petroleras ajustan sus valores.

LOS PRECIOS DE SHELL

Los precios de la nafta de las estaciones de Shell, por su parte, que tienen 20% del mercado, quedaron así: Fórmula Diésel, $36,79; Súper, $38,52; VPower Diésel, $42,82, y VPower Nafta $44,43