Aunque el Gobierno de la Nación tenía previsto el despegue del vuelo que traerá la vacuna rusa Sputnik V en las próximas horas, un nuevo retraso llegó de parte del país de destino. Rusia no autorizó la salida del avión y ahora la llegada de la cura no será el próximo miércoles como estaba estipulado.

El Airbus 330-200 de Aerolíneas Argentinas tenía programado el despegue durante las 03:30 del martes. La demora se debe a que se requiere de un permiso especial para aterrizar en el país europeo durante la noche, según informó La Nación.

La ausencia de esta autorización provocó un atraso que aún no está claro. La primera versión indica una demora de 16 horas, por lo que el avión saldría el mismo martes a las 19:30. Esto permitirá que se lleve a cabo un aterrizaje diurno, evitando así la necesidad de dicho permiso. La otra versión indica que saldrá cuando se consiga dicho permiso.

La aeronave que llevará a cabo el vuelo AR 1060 está acondicionada para que el traslado de la vacuna sea efectivo. Este procedimiento fue similar al que se realizó cuando se llevó a cabo una operación similar hacia China en busca de medicamentos.

El viaje tardará un total de 34 horas, a lo que se le suma el tiempo que demorará la carga de los compuestos. Un total de 10 tripulantes estarán a bordo para poder llevar a cabo las tareas además de pilotos y copilotos. Ante la aparición de una nueva cepa del coronavirus, el gobierno ruso aseguró que la Sputnik es efectiva contra esta variante.