En las próximas horas el fiscal de Investigación Penal N§ 4 Aldo Hernán Lozano solicitará al juez de Control, Gastón Mercau, la prisión preventina para Claudia Espíritu Puma imputada por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por envenenamiento” y “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por envenenamiento en grado de tentativa” en el caso de la bebé que logró salvar su vida gracias al esfuerzo de los médicos del hospital de Tilcara y del Materno Infantil “Héctor Quintana”.

Claudia Puma mantení una relación extraconyugal con su cuñado, identificado como Pedro, quien sería el padre de las mellizas y que está imputado como “coautor de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por envenenamiento”.

De acuerdo a los declaraciones vertidas por la mujer y a la investigación del personal perteneciente a la División Homicidios, el hombre habría colaborado con la muerte de una de las mellizas, ya que habría sido quien colocó algún tipo de plaguicida en la bolsa donde colocaron a las recién nacidas antes de que el hijo mayor de la mujer las llevara hasta cerca de una acequia de riego del lugar.

Todo ocurrió el 7 de julio último. Ese día, la mujer de 37 años llegó al hospital de Tilcara por fuertes dolores en el vientre. Los médicos de la guardia descubrieron que acababa de dar a luz. Dieron aviso a la Policía local, quienes interrogaron a la mujer y luego se dirigieron a su domicilio, donde se encontraban otros hijos y su hermana.

Tras inspeccionar el lugar, los uniformados encontraron una bolsa de residuos con las dos pequeñas desnudas en su interior. Estaban a orillas de un canal de riego cercano a la vivienda, en la zona llamada Angosto de Perchel.

Ambas presentaban signos vitales muy débiles y principio de hipotermia. Finalmente una de ellas murió.

 

SIN COMENTARIOS