El cuerpo del pequeño de cuatro meses fue robado del cementerio, a menos de una semana de su muerte. familiares aseguraron que los delincuentes dejaron macabras pistas días antes.

Robaron el cadáver de un bebé de cuatro meses  en el cementerio de Miramar. Familiares del menor denunciaron el hecho y reclaman justicia desesperados.

Ciro, de 4 meses, falleció de muerte súbita el 4 de julio. A menos de una semana de su muerte, sus padres comenzaron a notar irregularidades en su tumba.

Según indicaron, los ladrones dejaron escalofriantes señales antes de llevarse los restos. Se trata del tercer cuerpo que sustraen en establecimientos de la zona en los últimos tres años.

«Este lunes su mamá fue a llevarle flores y, cuando se acercó a la tumba, encontró tirada en el suelo una cadenita y dos cartas que había dejado el día del velorio dentro del ataúd. Aturdida y confundida, volvió a su hogar y relató lo sucedido», contó un tío del menor.

Al otro día, regresó a la tumba y encontró en mal estado las flores que había dejado y le preguntó a autoridades del cementerio qué había pasado. Aseguraron que el cajón se estaba hundiendo por falta de tierra, indicó Crónica.

Tras realizar la denuncia ante la policía, se inició una causa por averiguación de ilícito. Autoridades ordenaron la exhumación del ataúd y, cuando lo abrieron el martes por la tarde, descubrieron que el cuerpo del bebé no estaba.